Embarazo: ¿por qué se pasa de la risa al llanto? » LetsFamily

Embarazo: ¿por qué se pasa de la risa al llanto?

Los cambios de humor repentinos son un síntoma bastante frecuente durante el embarazo, y se deben a que las hormonas trabajan a un ritmo frenético para que tu bebé se desarrolle. Su crecimiento se regula por los estrógenos y la progesterona, que además influyen sobre el estado de ánimo de la mamá.
Y es que el impacto hormonal tiene efectos sobre el cerebro, lo que explica los cambios de carácter, que normalmente son muy similares al síndrome premenstrual: te vuelves gruñona sin motivo aparente, de pronto no aguantas al perro que antes era tu favorito, lloras por cualquier cosa…
Además, la producción de progesterona hace que la piel se vuelva más suave, y todo está más blando y flexible, y los estrógenos son responsables de que el pelo de las embarazadas brille más.
Por otro lado, aumenta la producción de gonadotropina coriónica, que es la responsable de las náuseas. Esta hormona es también la que se detecta al hacerte el test de embarazo.
De todas formas, la culpa de los cambios de carácter no es siempre de las hormonas, y la situación de la madre en el momento de quedarse embarazada también es importante, pues no es lo mismo, por ejemplo, que el embarazo haya sido deseado a que nos haya pillado por sorpresa. Es normal que los síntomas físicos del embarazo empeoren cuando se tienen sentimientos encontrados con respecto a la gestación.

Una canastilla gratis para tu bebé