Embarazo, tiempo de miedos y dudas » LetsFamily
embarazo dudas

Embarazo, tiempo de miedos y dudas

Aunque muchas veces el embarazo es una época que se nos vende como algo bonito y maravilloso, es cierto que no todas las mujeres lo vivimos de la misma manera y, mucho menos, con la misma intensidad.

En el período en el que se está embarazada, las dudas y miedos empiezan a emerger. De la noche a la mañana una serie de pensamientos que nunca antes se habían tenido empiezan a crecer en nuestro interior, al mismo tiempo que va creciendo nuestro bebé.

Muchas mujeres tienen miedo a perder su figura, otras en cambio a que no vaya todo bien, hay de las que también tienen miedo a que su pareja les deje, incluso miedo a no saber ser una buena madre.

Es una etapa muy bonita por un lado, pero distinta a todo lo que antes se había vivido, por lo tanto no se sabe nunca como nos lo vamos a tomar. En algunos artículos y publicaciones se comenta que estos miedos suelen ser más en el primer trimestre, pero, si comentas entre embarazadas, te das cuenta de que hay miedos hasta al final, sobre todo a ese momento crítico que es el parto.

Para evitar esos miedos, que en ocasiones son una tortura, lo mejor es comentarlos con un profesional, tu propia madre o una amiga, pero también hay grupos donde se puede hablar de estas cosas y donde nos podemos encontrar mucho mejor y nada solas. Hay grupos y talleres de embarazadas donde muchas gorditas se reúnen y ponen en común todo lo que les pasa, eso les ayuda a estar más tranquilas y sobre todo a no sentirse solas e incomprendidas.

Además lecturas como “El cerebro de mama´” de Katherine Elison, “La vida secreta del niño antes de nacer” del Dr. Tomas Verny y John Kelly o “Bésame mucho” de Carlos González, nos pueden ayudar para que, a la hora de irnos a la cama, que es cuando los miedos empiezan a florecer, podamos recrearnos con este tipo de lectura que nos ayudará a acercarnos más a nuestro bebé y que esos miedos se evaporen.

Pero sobre todo, es importante no culpabilizarse de estar asustada o de no vivir esa experiencia como se supone que debería ser, o como la está viviendo nuestra vecina o como la vivió nuestra madre. Cada persona es única y reacciona de forma diferente a los cambios y éste es uno de los cambios más drásticos que tiene una mujer.

Para evitar momentos difíciles, lo mejor es hacer cosas que nos motiven como ir de compras para el bebé, pensar en cómo será su habitación o poner música alegre que nos anime.
No nos juzguemos porque en nuestro interior se está creando una vida y a eso hay que darle la importancia que se merece. “Sentirse más gordita dura nueve meses, pero la alegría de convertirse en madre dura para siempre” Nikki Dalton.

Artículo ofrecido por Ecox4D
http://www.ecox4d.com/