¿En qué casos se indica reposo absoluto? » LetsFamily
Embarazo - Reposo absoluto

¿En qué casos se indica reposo absoluto?

El reposo durante el embarazo es una necesidad relativamente frecuente, y si bien puede ser difícil de sobrellevar, debes pensar en todo momento que si el médico lo indica es por tu bien y el de tu bebé. Ahora bien, ¿cuándo se hace necesario el reposo absoluto en el embarazo?

Frenar una posible pérdida

Tanto si ocurren en el primer trimestre como en un estadio más avanzado de la gestación, las hemorragias nunca son una buena señal, y siempre se indica reposo absoluto para tratar de frenarlas. Cuando ocurren en el primer trimestre pueden deberse a hematomas en el útero. A veces en algunas semanas los hematomas se reabsorben, y la embarazada puede retomar (con calma) su vida habitual. Otras veces el reposo se indica durante todo el embarazo.

Cuando se produce una hemorragia en etapas del embarazo más avanzadas, pueden deberse a un desprendimiento parcial de placenta

Prevenir un parto prematuro

En el tercer trimestre se suele indicar reposo absoluto cuando hay amenazas de que el parto se adelante, ya sea por pérdida de líquido amniótico, contracciones muy fuertes o dilatación del cuello del útero. Con el reposo se intenta ganar tiempo para suministrarle a la mamá medicamentos que aceleren el desarrollo de los pulmones del bebé, frenar en lo posible los síntomas y hacer que el embarazo se prolongue todo lo posible: cuanto más tiempo pase el bebé dentro de la barriga, mejores serán sus posibilidades fuera de ella. Aún si nace prematuro, no da lo mismo que nazca a las 28 semanas, que a las 32, o que a las 35.

Crecimiento intrauterino retardado

En ocasiones, las ecografías indican que el bebé no está creciendo como sería de esperarse para su tiempo de gestación. Esto en general se debe a algún problema de irrigación de la placenta, y no existen tratamientos más allá del reposo absoluto de la madre. Con ello se busca que el bebé reciba los nutrientes y el oxígeno necesarios para aumentar de peso y prepararlo lo mejor posible para el momento del parto.

Contracciones prematuras

Es normal experimentar contracciones moderadas (llamadas contracciones de Braxton Hicks) durante la segunda mitad de tu embarazo. Pero si las contracciones se hacen muy fuertes y frecuentes, y aún te faltan varias semanas para dar a luz, lo más probable es que se te indique reposo absoluto, además de frenarlas con medicación, para tratar de prolongar todo lo posible tu embarazo.

¿Debe el reposo ser absoluto?

No necesariamente. Cada vez más profesionales cuestionan la eficacia del reposo absoluto, ya que conlleva otras consecuencias negativas para la mujer como pérdida de tono muscular, problemas de circulación en las piernas, dolores de espalda y claro, mayores riesgos de depresión, sensación de aislamiento, soledad… Por eso, hoy en día es más frecuente que se indique un reposo relativo, que consiste en quedarse en casa pero pudiendo levantarte de la cama y realizar algunas tareas livianas, e incluso dar algún paseo corto. Si tu médico te indica reposo, asegúrate de conversar con él cuáles son tus opciones para sobrellevarlo lo mejor posible.

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!