Expulsión del tapón mucoso, ¿Qué significa? » LetsFamily
embarazo
expulsion tapon mucoso

Expulsión del tapón mucoso, ¿Qué significa?

No te asustes si crees que has expulsado el tapón mucoso, no significa que el parto se vaya a desarrollar de forma inminente. Tranquila todo está bien 🙂 A continuación te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el tapón mucoso?

Antes de nada hay que entender qué es el tapón mucoso y su función durante el embarazo. El tapón mucoso se forma al principio de la gestación, entre la cuarta y la sexta semana y está ubicado a la entrada del cuello del útero. Su objetivo fundamental es el de proteger la matriz de la mujer de infecciones de cualquier tipo. Esto se debe a que el tapón mucoso sella el cuello uterino y actúa como barrera de separación entre esta zona y la vagina ( lo protege de posibles bacterias del exterior).

¿Qué aspecto tiene el tapón mucoso?

Es un flujo espeso y gelatinoso, no se debe confundir con el líquido amniótico que cae al romper aguas. El tapón mucoso es más espeso y su color puede ser amarillento, marrón, rosado, con algunos hilos de sangre. Y, a veces, va acompañado de una pequeña hemorragia.

¿A qué se debe la expulsión del tapón mucoso?

En las últimas etapas del embarazo, cuando el cuello del útero comienza a ensancharse y a ablandarse, el tapón mucoso se va reduciendo y puede desprenderse y caer. Esto normalmente ocurre a partir de la semana 37 de embarazo. Hay veces que se expulsa de forma progresiva a lo largo de varios días y otras que cae de una vez, en forma de una secreción gelatinosa.

Las madres primerizas pueden asustarse al comprobar la expulsión del tapón mucoso, sin embargo, se trata de un acontecimiento totalmente normal y no hay de qué preocuparse, el parto no va a desencadenarse en ese momento. Pero eso sí, se trata de uno de los principales indicios que avisan a la mujer de que el parto se aproxima. En concreto, la expulsión del tapón mucoso, anuncia que el cuello del útero ha comenzado a dilatarse.

De hecho, pueden pasar semanas desde la expulsión del tapón mucoso hasta que se produce el alumbramiento. Sobre este asunto, los especialistas recomiendan que, para calcular el tiempo que resta hasta que comience el parto, las embarazadas deben fijarse en la intensidad y la frecuencia con que tienen lugar las contracciones. Así, éstas se producen a intervalos comprendidos entre los 15 y los 30 minutos al principio del trabajo preparto y suelen durar alrededor de 15 segundos.

Cuando las contracciones se desarrollan con una separación de diez minutos entre sí y su duración asciende a un minuto, sabrá que el alumbramiento está próximo.

Diferencias expulsión tapón mucoso y líquido amniótico

Es importante que sepas diferenciar entre la expulsión del tapón mucoso y la pérdida de líquido amniótico. El primero es, como señalamos anteriormente, una sustancia densa y gelatinosa, mientras que el líquido amniótico es más ligero y su color y olor son fácilmente reconocibles.

Su aroma suele ser dulce y su aspecto puede ser entre incoloro y blanquecino. En ocasiones, incluye partículas blancas o restos de sangre. Si sospechas que puedes haber perdido líquido amniótico, es imprescindible que acudas a un centro médico para verificarlo.

Algunas precauciones a tener en cuenta al expulsar el tapón mucoso

Una vez que hayas expulsado el tapón mucoso, el bebé queda más expuesto, por lo que es importante evitar los baños de inmersión y optar por duchas en los días que falten antes del parto. Por otro lado, en el caso de que junto con el tapón haya algo más que unos pequeños hilos de sangre, sí debes comunicárselo a tu médico. Una pérdida importante a esta altura del embarazo puede ser un indicativo de problemas con la placenta, que deberías controlar de inmediato.

Por otro lado, también es recomendable que avises al médico si pierdes el tapón mucoso antes de la semana 36 de embarazo, para que de esta manera te realicen un control en busca de posibles señales de parto prematuro.