¿Hay alimentos prohibidos en el embarazo? » LetsFamily

¿Hay alimentos prohibidos durante el embarazo?

Durante el embarazo no debes seguir ninguna dieta especial – a no ser que tu médico te la prescriba por razones de salud-, pero debes cuidarte y asegurarte de que tu alimentación es equilibrada. Esto significa que debes consumir diariamente alimentos que pertenezcan a cada uno de los seis grupos principales: leche y derivados; hortalizas y verduras; legumbres secas y patatas; frutas; carnes, pescados y huevos; cereales, pastas y azúcar.

No hay alimentos prohibidos en el embarazo como tal, si bien hay algunos que debemos tomar con mucha moderación y, a ser posible, evitar. Estos son:

Alimentos crudos

La carne debes comerla muy hecha, ya que si está poco cocinada aumenta el riesgo de contagiarse de toxoplasmosis, y esta enfermedad puede ser peligrosa para el feto en desarrollo. Es por ello que también se recomienda evitar el jamón y los alimentos crudos, aunque según las últimas investigaciones, parece que el parásito que provoca la enfermedad se extinguiría durante el proceso de curación.

Azúcar

Su exceso, además de provocar el aumento de peso, puede incrementar el riesgo de diabetes gestacional. Por eso debes evitar los refrescos, la bollería industrial y los alimentos precocinados.

– Cafeína: el café, mejor descafeinado, ya que los excitantes traspasan la barrera de la placenta y afectan al feto. Los expertos recomiendan que no se superen los 200 mg. de cafeína al día, lo que equivale a tres tazas pequeñas (aunque mejor no tomar nada).

Sal

 

 

Debes consumirla con moderación, pues su exceso puede producir retención de líquidos y aumentar tu tensión arterial.

Pescados de gran tamaño

Los pescados grandes acumulan mercurio, ya que están expuestos durante más tiempo que los pequeños a la contaminación del mar. El mercurio es un neurotóxico muy potente que puede afectar al feto. Su mayor concentración está en la piel, así que es recomendable quitarla.

Grasa de mala calidad

El aporte de grasa es fundamental en el embarazo, pero mejor elige las llamadas “grasas buenas”, que se encuentran por ejemplo en el aceite de oliva. Evita los precocinados y la bollería industrial.

 

Una canastilla gratis para tu bebé