Incompetencia cervical » LetsFamily
embarazo
incompetencia cervical

Incompetencia cervical

Durante el embarazo tu médico pondrá especial atención a posibles cambios en tu cuello uterino para poder tomar medidas en caso de que se confirme una insuficiencia cervical, y evitar así un aborto o un parto prematuro.

La incompetencia cervical se define como la dilatación pasiva del cuello uterino, en ausencia de contracciones uterinas dolorosas, lo que se traduce en la incapacidad del cuello del útero de retener, permaneciendo cerrado, al feto dentro del útero. Los casos de incompetencia cervical se asocian frecuentemente con un cuello uterino demasiado corto, demasiado blando o las dos cosas a la vez y que, sin a darse cuenta la mujer, la mayoría de las veces, sigue modificándose hasta dilatarse completamente y expulsar el embrión dando lugar a un aborto o del feto parto prematuro.

Dependiendo de la semana de gestación en que te encuentres, tu médico puede diagnosticar una incompetencia cervical mediante ecografía midiendo la longitud del cuello. Sin embargo este examen no forma parte de la revisiones rutinarias y sólo se hace en caso de “mujeres que ya hayan tenido alguna complicación en un embarazo anterior, abortos de repetición, partos prematuros etc.”.

Si tu médico diagnostica una incompetencia cervical, te informará sobre la posibilidad de realizar un cerclaje que es una intervención que podría evitar un aborto o un parto prematuro. Es muy difícil detectar la insuficiencia cervical en mujeres que no hayan tenido ninguna complicación o que estén embarazadas por primera vez. Aún así, cuando se detecta antes de abrirse el cuello uterino por completo, se puede realizar un cerclaje de emergencia.