La línea alba en el embarazo y otras curiosidades » LetsFamily
embarazo

La línea alba en el embarazo y otras curiosidades

Te contamos algunas curiosidades sobre el embarazo y los recién nacidos que quizás desconocías: el color de lo pezones, la función de la línea alba…

Durante el embarazo los pezones van cambiando de color y se van volviendo más grandes y oscuros. La razón de que esto ocurra es porque los bebés cuando nacen aunque saben parpadear apenas pueden ver o distinguir objetos. Es por ello, que si existen diferentes tonalidades de piel es más fácil distinguir entre una zona más clara y otra más oscura, además el crecimiento del pezón y la aureola favorece que este sea encontrado más pronto por el bebé.

La línea alba que aparece en algunas mujeres, según se comenta 🙂 es un camino de vello que favorece también que el bebé encuentre el pezón de la madre, es como un camino que guía al bebé hasta su destino.

Los bebés durante la gestación juegan con el cordón umbilical, lo estiran y agarran fuerte, es su forma de desarrollar la fuerza de sus deditos, por eso al nacer el bebé te puede coger el dedo con mucha fuerza, porque es algo que ha estado haciendo durante casi 9 meses.

Los partos de las mujeres son más complicados que para otros mamíferos porque al evolucionar y poder ponernos sobre dos piernas nuestras caderas y pelvis se han estrechado haciendo más complicado la salida del bebé que va a nacer.

Los bebés emiten al nacer emiten un sonido distinto para cada cosa que necesitan, si el sonido no es reconocido por la madre porque esta no sabe diferenciarlo, este lo cambiará hasta que se le haga caso y se le ofrezca lo que el demanda.

El sonido del corazón de la madre y del bebé es un sonido muy reconocido por el bebé nada más nacer, durante los nueve meses de su gestación el bebé siempre ha estado escuchando ciertos sonidos, que según los audiólogos que han realizado los ensayos pertinentes los sonidos que más reconocen son entre otros los latidos del corazón tanto de la madre como los suyos propios. Por lo tanto, una técnica que puede favorecer a que el bebé se sienta más relajado es volver a escuchar estos sonidos.

Algunas mujeres durante el embarazo sienten miedos de cómo será su bebé, de qué cara tendrá, si se parecerá a su padre o por el contrario será como ella…Según Stuart Campbell (jefe de obstetricia del San George de Londres) y otros muchos expertos el ver la cara de tu bebé antes de nacer, no sólo relaja en ese sentido a la madre sino que además refuerza el vínculo entre ambos. Abrir una ventana en su interior y ver que es lo que está pasando además de ser un momento increíble, es una forma de unirse más con ese bebé que crece en su interior.

Una particularidad de los bebés es que todos nacen con una protuberancia en el labio que en ellos es muy graciosa, ese piquito que sobresale del labio superior, es un callito que se les forma porque durante nueve meses se están chupando el dedo, o alguna parte de su cuerpo, manitas, cordón, e incluso su propio pie. Ese reflejo de succionar es para aprender a mamar, por eso al nacer el bebé en cuanto encuentra el pezón es capaz de succionar.

Como podemos ver la vida intrauterina es mágica y está llena de momentos increíbles, es un viaje para el bebé intenso que acaba en el momento del nacimiento, pero durante todo ese proceso el bebé aprenderá a como sobrevivir en el mundo que le espera.

Artículo ofrecido por Ecox4D

INICIO