La mejor dieta durante el postparto » LetsFamily
mejor dieta postparto

La mejor dieta durante el postparto

La mayoría de los especialistas coincide en que las mujeres deben ingerir entre 800 y 1.000 calorías durante el período de lactancia para poder generar un litro de leche materna.

Y es que la dieta durante el postparto tiene que adaptarse al metabolismo basal de la mujer y a la cantidad de ejercicio físico que realice. Numerosas investigaciones científicas establecen que las nuevas mamás deben ingerir 2.750 kilocalorías diarias durante la etapa de lactancia, por lo menos en el primer semestre de vida del niño. Por este motivo, no es recomendable que las madres recientes sigan una dieta estricta durante la lactancia.

Aunque las mujeres ganan unos 18 kilos a lo largo de la gestación, sobre todo en la recta final, lo cierto es que este sobrepeso suele perderse en los primeros meses después del nacimiento. Así, al menos gran parte del peso adquirido se elimina de forma natural en un corto espacio de tiempo.

Ingesta de líquidos durante postparto

El consejo principal que dan los médicos sobre la alimentación en el postparto está relacionado con la toma de líquidos. Así como durante el embarazo, es fundamental que la mujer ingiera una elevada cantidad de líquidos, puesto que el 90% de la composición de la leche materna es agua. Respecto a los alimentos sólidos, los especialistas recomiendan repartirlos, de forma equilibrada, durante la jornada.

Así las cosas, en lugar de hacer tres comidas al día, es preferible realizar cinco. Como en la gestación, es mejor huir de los azúcares y las grasas, especialmente si proceden de alimentos tan poco recomendables como las golosinas y la bollería industrial. Si das de mamar a tu hijo, tu dieta debe incluir carne de ave sin piel y unas diez unidades diarias de frutas y verduras. Asimismo, debes restringir al mínimo la ingesta de margarinas y grasas procesadas.

La alimentación tras el parto es muy importante porque de ella se nutre la leche materna. Como es lógico, está totalmente prohibido el consumo de alcohol, drogas y tabaco para no transmitir sustancias nocivas al bebé. También es bueno que la madre restrinja los alimentos picantes y que reduzca el café, el té y la sal.