La pareja y el embarazo » LetsFamily
embarazo

La pareja y el embarazo

Para poder estar mejor nos puede ayudar el darnos un caprichito de vez en cuando, pensar en el bebé e incluso, ir a verle la carita antes de nacer nos hará sentir que todo lo que se pasa es por algo, además podemos desahogarnos con nuestra matrona, con una amiga o con tu madre, pero quien te puede hacer más feliz en esos momentos es tu pareja.

La pareja es nuestro apoyo, cuando te toca la barriga, cuando te desea del mismo modo que antes de estar embazada, cuando te cuida y te recuerda lo guapa que estás todos los días, así todo será mucho más llevadero.

Afortunadamente, cada vez más el hombre del siglo XXI entiende de una forma más profunda cual es el sentido de ser padre y que, una vez se toma la decisión, debe ser cosa de tres, la mamá, el papá y el bebé. Van a las clases de preparación al parto, acompañan a su mujer al ginecólogo y sienten más interés por el estado de su pareja en este momento. Pero, ¿cuántos acarician y hablan a la barriga? Todavía se oyen comentarios como “Ya le hablaré cuando nazca, ahora no me oye”.

Artículos científicos han demostrado que el hecho de que el papá hable a la barriguita hace que el bebé vaya reconociendo su voz, y responda a ella dándole alguna patadita. Además, una vez nacidos estos bebés, cuando escuchan la voz del padre se tranquilizan y succionan mejor el alimento.

Ser padre es toda una experiencia y esa experiencia comienza desde el momento de la concepción, hasta el momento se pensaba que los bebés no sentían, pero las nuevas investigaciones nos aportan muchas informaciones y una de ellas es que el bebé puede oír desde la semana 16.

La mayor parte de lo que oye es la turbulencia de la sangre mientras fluye a través de tu sistema circulatorio, el movimiento de tus intestinos y los latidos de tu corazón, los cuales proporcionan una especie de mantra sedante y por supuesto, la voz de la madre y otros sonidos externos.

No debemos subestimar al bebé ni pensar que éste no reacciona ante diversos sonidos o sensaciones de la madre, ya que el bebé está aprendiendo para luego poder sobrevivir en el entorno nuevo que le espera, y en el interior de su madre está desarrollando todos sus sentidos, olfato, gusto, tacto, vista y oído.

Por si esto fuese poco, además ciertas hormonas como el cortisol (hormona del estrés) o por el contrario las endorfinas (hormona de la felicidad) pueden atravesar la barrera de la placenta y pueden afectar al bebé de un modo u otro. Por lo tanto, el estado de la madre, su felicidad, su ansiedad, puede afectar al bebé.

Hoy en día, sobre todo en el mundo desarrollado, se controla mucho el estado de una embarazada, pero en ocasiones se olvidan cuidar o controlar los estados emocionales, olvidamos que están en un momento único, pero también delicado, en el que su emoción en ocasiones la secuestra.

Hay muchas formas de implicar a una pareja, pero la mejor opción que tienes es enviar mensajes de amor, intentando que se ría y que se sienta feliz, así se conseguirá un mejor bienestar para el futuro bebé que está de camino. “Un camino largo y a la vez complicado que necesita de mucho cariño, paciencia y comprensión”.

Artículo ofrecido por Ecox4D
http://www.ecox4d.com/