La preeclampsia en el embarazo » LetsFamily
embarazo
preeclampsia

La preeclampsia en el embarazo

La preeclampsia o toxemia gravídica es una enfermedad propia del embarazo.Afecta aproximadamente a un 15% de mujeres embarazadas. Se manifiesta con hipertensión arterial, retención de líquidos y proteínas de orina. Dependiendo de las cifras de prensión arterial puede ser leve, moderada o severa y suele solucionarse con el nacimiento del bebé. En este artículo te damos a conocer los síntomas y cómo controlar las subidas de tensión para disminuir los riesgos.

Generalmente se desarrolla al principio del embarazo, aunque no se hace evidente hasta el tercer trimestre.

Síntomas de la preeclampsia

Aunque los síntomas varían en cada mujer hay algunos signos ante los que debemos estar alerta:

Si padeces varios de estos síntomas llama a tu doctor para que controle tu presión arterial y te haga un análisis de orina.

La preeclampsia no tiene “cura”, aunque suele desaparecer cuando nace el bebé y se expulsa la placenta. Cuando la enfermedad empiece a manifestarse, la madre y el bebé necesitarán ser monitoreados de cerca. La mayoría de los médicos suelen recomendar reducir las actividades y hacer reposo para evitar subidas de tensión.

Cómo controlar la preeclampsia

Si padeces preeclampsia tendrás que medir de manera habitual tu tensión arterial. Vigila la cantidad de líquido que tomas y tu peso. Tendrás que visitar a tu médico con regularidad para asegurarte de que todo está bajo control. Cuando alcances la semana 37 de gestación, es posible que quieran provocarte el parto para evitar complicaciones.

En el caso de preeclampsia grave, la madre deberá ser ingresada para controlar la presión arterial, hacer algunos análisis de sangre y orina y monitorizar al bebé.