Las dudas íntimas sobre el embarazo salen a la luz

Comentar: (1)

Compartir:

Cuando estás embarazada, todo es un mundo, sobre todo, si eres madre primeriza. Aparecen tantos cambios en tu cuerpo durante los nueve meses que no sabes que está pasando en ningún momento ¡y es normal! Nosotros, pasamos a dar respuesta a todas esas dudas íntimas que suelen surgir entre las embarazadas, pero que no se atreven a preguntar (o sí).

Cuando estás embarazada, todo es un mundo, sobre todo, si eres madre primeriza. Aparecen tantos cambios en tu cuerpo durante los nueve meses que no sabes que está pasando en ningún momento ¡y es normal! Te asaltan las dudas, te informas en sitios especializados, con la matrona, con el ginecólogo, preguntas a amigas que ya han sido madres y todos ellos, siempre están dispuestos a responderte cualquier duda.

Sin embargo, hay otras cuestiones que probablemente nos hagamos y tengamos más reticencias a la hora de preguntarlas. Porque dan más vergüenza, porque son temas mucho más íntimos o porque socialmente no están tan adaptados.

Nosotros, pasamos a dar respuesta a todas esas dudas íntimas que suelen surgir entre las embarazadas, pero que no se atreven a preguntar (o sí).

¿Podemos tener relaciones sexuales durante el embarazo?

La respuesta es sí, pero con ciertas precauciones. Por ejemplo, la postura tiene que ser una en la que no se ejerza una presión en la zona de la tripa. Así, la del misionero (el hombre encima) suele ser incómoda ya que el hombre, debido a no ejercer dicha presión, no puede tumbarse mucho. Para ello, las mejores posturas son con la mujer encima o, por ejemplo, tumbados de lado.

¿Se puede dañar al feto durante la penetración?

No, nunca se le puede dañar ya que el cuerpo de la mujer está preparado para ello. Por ejemplo, durante la relación, el útero se eleva; el tapón mucoso impide la entrada del semen y, por último, está protegido por el líquido amniótico.

Se me han oscurecido los genitales, ¿es normal?

¡Claro! Esto ocurre por las hormonas. Así, los pezones y la vulva se oscurecen. Además, pueden incluso aparecer varices por la presión que ejerce el útero en las distintas venas y la sangre se acumula en otros sitios. Esto es normal y debido, como hemos dicho, a las hormonas. Igualmente, también podemos notar un oscurecimiento del vello corporal. Otra vez, las hormonas son las causantes.

¿Picores en la vagina y aumento del flujo?

También es normal, sobre todo, en el último trimestre de embarazo. Eso sí, es importante tener en cuenta que: si el flujo es en tonos verdes o huele mal, debemos acudir al médico. Igualmente, si notamos muchos picores, ya que los causantes pueden ser hongos vaginales.

¿Qué ocurre con las hemorroides?

A veces pueden salir ya que el útero presiona el aparato digestivo, inflamándolo. Suelen producirse al final del embarazo y, para evitarlas, es conveniente beber mucho agua, caminar y seguir una dieta rica en fibra.

Mis gases han aumentado, ¿qué hago? Debido a los cambios físicos durante el embarazo (entre ellos, el desplazamiento del estómago por parte del útero) los gases aumentan. Soluciones: disminuir los alimentos que tengan muchos gases como la coliflor; disminuir los hidratos de carbono y tratar de evitar las bebidas con gas y las frituras.

¿Qué hago con las pérdidas de orina?

Debes hacer pis muy a menudo y fortalecer el suelo pélvico con ejercicios indicados para ello. Ten en cuenta que el útero, al igual que sobre otros órganos, también ejerce presión sobre la vejiga.

Después de estas dudas resueltas, solo queda disfrutar del embarazo lo máximo posible.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

1

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (4 votes)

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Si, es bastante constructivo sobre todo para las primerizas

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies