Las etapas del embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

etapas del embarazo

El embarazo es uno de los procesos más asombrosos de la naturaleza humana. A lo largo de 40 semanas, lo que comienza siendo una única célula crece y se desarrolla hasta convertirse en un nuevo ser, una persona que, después del parto, podrá seguir su existencia fuera del cuerpo de la madre respirando y alimentándose. ¿Cuáles son las diferentes etapas de desarrollo por las que tiene que pasar para lograrlo?

De la célula al huevo

Todo comienza cuando se produce la unión entre un óvulo y un espermatozoide, gametos sexuales humanos que cuentan con 23 cromosomas cada uno. Al unirse, generan una combinación de ADN única que ya contiene inscriptas todas las características que más adelante tendrá el bebé. Esta célula se llama cigoto, nombre que deriva de la palabra griega para unir o uncir. En pocos días, y antes de que la mujer siquiera sepa de su embarazo, el cigoto se irá dividiendo para formar un blastocito, una bolita de células que desciende por las trompas de Falopio y que, si todo marcha bien, se anidará en las paredes del útero.

El desarrollo embrionario

A partir de las 4 semanas de embarazo, el nuevo bebé es un embrión, etapa que durará todo lo que resta del primer trimestre. Es un momento clave del embarazo, ya que las células se van especificando para ocupar, cada una, diferentes funciones: los nuevos tejidos, órganos y sistemas de órganos del nuevo ser. Esta etapa del embarazo se considera la más peligrosa, ya que existen posibilidades significativas de que el embrión no se desarrolle bien y el embarazo termine en un aborto espontáneo. Por eso muchas parejas prefieren esperar a que pase este trimestre para compartir la feliz noticia con sus allegados.

De embrión a feto

A las 14 semanas de embarazo, todo el cuerpecito de tu bebé está formado (si bien es muy pequeño e inmaduro) y se deja de llamar embrión para considerarlo feto. Durante las próximas semanas, sus facciones se irán pareciendo cada vez más a las de un ser humano, irá aumentando de tamaño y ganando peso, y la mamá comenzará a percibir sus movimientos. En la semana 16 terminarán de delinearse sus órganos genitales y se podrá saber el sexo con una ecografía. A lo largo del segundo trimestre también se irán desarrollando los sentidos.

Desarrollo fetal: los últimos retoques

El tercer trimestre es un tiempo que el feto necesita para aumentar de peso, desarrollar bien sus pulmones e ir ganando fuerza para sobrevivir fuera del útero. Su piel, traslúcida al principio, irá tomando coloración, y el lanugo (vello muy fino) que lo recubría en el segundo trimestre irá desprendiéndose. Dentro del útero, el bebé pasa mucho tiempo durmiendo y soñando, y también ejercitando sus funciones vitales. Para ello traga líquido amniótico y lo excreta después. Si naciera antes de tiempo ya estaría en condiciones de vivir, pero lo mejor es que la última etapa de embarazo se prolongue al menos hasta la semana 37.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
1

Average: 1 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados