Las malformaciones fetales » LetsFamily
embarazo

Las malformaciones fetales

Aunque no suelen darse demasiados casos, hay ocasiones en que la detección tremprana de malformaciones fetales permite tratarlas en el bebé y diseñar diferentes tratamientos eficaces. Por ejemplo, actualmente está demostrado que disponer del diagnóstico de una cardiopatía congénita en un feto, antes de su nacimiento, permite realizar la programación de un parto y atenderle de manera adecuada nada más nacer, haciendo que la supervivencia de los bebés con cardiopatías congénitas sea mucho mayor cuando la detección del problema se realiza antes del nacimiento.

Las arritmias cardiacas también se pueden diagnosticar, algo que puede llegar a ser peligroso porque algunas clases pueden producir la muerte fetal intraútero, de ahí la importancia en el diagnóstico de esta clase de anomalías donde en caso de detección, poder administrar un fármaco a la madre para que se corrija el problema de la arritmia en el feto.

Entre las opciones que se barajan desde el punto de vista médico ante las malformaciones fetales, se encuentra la posibilidad de realizar cirugía intrauterina; realizando esta clase de intervenciones se puede aumentar la posibilidad de supervivencia, especialmente en casos como la hernia congénita diafragmática o el melomeningocele, consiguiéndose reducir notablemente las posibilidades de un posterior daño cerebral.

Resonancia Magnética del feto

Hoy en día la Resonancia Magnética del feto es todo un avance que puede revelar muchas de las dolencias que puede padecer, aún dentro de la madre.

Se trata de una prueba completamente inocua para el feto y puede realizarse siempre. Se trata de una formidable vía para la detección de problemas en el feto, algo que se puede complementar a la perfección con una ecografía, con lo que poder identificar un gran número de posibles problemas. Y en eso radica la importancia de la investigación, porque se puede conseguir que antes de que el niño nazca pueda serle diagnosticada cualquier patología, pudiendo ser tratado incluso estando dentro del útero de su madre.

Análisis del ADN fetal

No supone el fin de la amniocentesis, pero puede evitar que estas pruebas de diagnóstico prenatal, que implican un riesgo de aborto de entre el 0,5 y el 1%, se realicen de forma innecesaria. Se trata de un simple análisis del ADN fetal presente en la sangre materna, hasta ahora muy difícil de aislar, que permite detectar las anomalías cromosómicas más frecuentes, entre ellas el síndrome de Down. Tiene un 99% de fiabilidad y no entraña ningún peligro para el embarazo.

Este análisis de sangre es una prueba fiable para detectar el síndrome de Down, pero no puede diagnosticar otras alteraciones, como anomalías cardiacas o muchas enfermedades hereditarias, que sí detecta la amniocentesis.