Los analgésicos durante el parto » LetsFamily
embarazo

Los analgésicos durante el parto

Por eso también puede ser útil y agradable el empleo de remedios naturales como los aceites etéreos, las esencias florales de Bach, técnicas como la acupuntura y/o medicamentos homeopáticos. Todos ellos pueden ayudar a las mujeres a relajarse y prepararse mental y físicamente para lo que les espera, aunque en España no son habituales estas prácticas dentro del Sistema Nacional de Salud.

La oferta de analgesia epidural en España es casi universal en el Sistema Público pero es la gestante la que solicita esta analgesia de forma voluntaria, en muchas ocasiones, porque su supuesta capacidad frente al dolor es menor de lo que pensaba cuando se enfrenta a él o simplemente, porque de antemano su idea es pasar el menor dolor posible. No hay motivo para tener sentimientos de fracaso si te ha superado el parto y acabaste pidiendo la analgesia epidural . Lo importante es que mantengas el contacto con tu bebé también durante la anestesia y que siguas apoyando al niño, pendiente de él, acariciándolo a través de tu abdomen y hablando con él. El feto percibirá este afecto por parte de sus padres y se sentirá arropado.

Analgesia espinal: epidural e intradural

La analgesia espinal ( epidural e intradural) proporciona un alivio del dolor durante todos los períodos del parto superior a la de cualquier otra analgesia sistémica, es de gran seguridad, por tanto, es el método de elección para el alivio del dolor del parto y la más utilizada la Analgesia epidural.
Además de aliviar el dolor de parto, añade beneficios que otras analgesias no pueden ofrecer, siendo por ello su administración especialmente indicada. Estos casos son:

  • incoordinación de la dinámica
  • parto pretérmino,
  • parto instrumental,
  • parto gemelar,
  • cesárea anterior etc. y
  • en mujeres con: preclampsia, afecciones cardiacas o respiratorias, neurológicas crónicas, epilepsia, contraindicación de esfuerzos maternos(desprendimientos de retina o patología vascular cerebral…).

Como en casi todas las técnicas, tiene sus propias contraindicaciones:

GravedadContraindicación
RelativasCardiopatía materna grave (grado III-IV)
Deformidad en la columna vertebral
Hipertensión endocraneal benigna
Trastorno neurológico previo
Tatuajes en la zona de punción
AbsolutasHipotensión grave sin respuesta al tratamiento
Hemorragia grave, shock
Aumento de presión intracraneal
Convulsión
Cardiopatías
Infección local
Trastornos de coagulación/anticoagulante
Alergia a los opioides o a los anestésicos locales

Problemas y Complicaciones de la Epidural

La analgesia epidural se asocia con:

  • Un período expulsivo más largo y tasa más elevada de partos instrumentales.
  • Mayor frecuencia de retraso en la rotación fetal
  • Mayor necesidad de uso de oxitocina.
  • Mayor frecuencia de fiebre materna.

La analgesia epidural tiene múltiples complicaciones de muy diversa gravedad, algunas de ellas mortales (excepcionales), las más frecuentes son:

  • Hipotensión materna
  • Cefalea pospunción ( leve o grave) : se presenta en casos de punción accidental de la duramadre, lo que ocurre en el 3% de los casos
  • Prurito ( picor) : junto a la hipotensión y el dolor en la zona de punción es el efecto secundario más frecuente.
  • Dolor en la zona de punción: se presenta en un porcentaje elevado de casos y se relaciona con la lesión de los ligamentos interespinosos. La duración de la sintomatología es de aproximadamente un mes.
  • Alteraciones de la frecuencia cardíaca fetal.
  • Lagunas y fallos analgésicos por aplicación tardía o por limitaciones de la técnica.

Bloqueo intradural (Raquianestesia)

Su aplicación en el parto vaginal viene indicada en aquellas situaciones en que, por razones de tiempo, no es factible la instauración de una analgesia epidural. Entre sus inconvenientes están: incidencia elevada de hipotensión, riesgo de cefalea pospunción, dificultad en la adecuación del bloqueo analgésico y duración limitada de la analgesia (salvo en las técnicas continuas).
Las indicaciones principales, siempre que no pueda instaurarse una analgesia epidural, son: alivio del dolor en un expulsivo inminente, el parto instrumental urgente o la cesárea.
Las contraindicaciones son las mismas que las de la peridural.