Los antojos más comunes de las embarazadas » LetsFamily
antojos comunes de las embarazadas

Los antojos más comunes de las embarazadas

Muchas futuras mamás saben bien que los antojos son algo más que eso, simples antojos. La ciencia ha tratado de darles explicación, y entre las razones que podrían establecer el porqué de esta ansia repentina por determinado producto alimenticio, se encuentra la de que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero durante el embarazo. Aunque otras teorías señalan que estos antojos tan comunes en las embarazadas podrían deberse al cambio hormonal, o incluso ser la forma en que se materializa la ansiedad propia del embarazo.

Independientemente de cuál sea la razón de su existencia, lo cierto es que la mayoría de embarazadas experimentan en primera persona ese deseo por un producto alimenticio en concreto. Entre las formas que pueden tomar esos antojos se encuentran productos de todo tipo: desde sabores dulces hasta salados, pasando por el picante o incluso el amargo, ya que abarcan toda clase de gustos. Sin embargo, estos son los antojos más frecuentes entre las embarazadas:

 

Alimentos que son antojos comunes de las embarazadas

  • Dulces: Tartas, chocolates, pasteles… Es el antojo por excelencia. El que más embarazadas experimentan. El deseo de algo dulce suele tener lugar por la noche y puede estar relacionado con la bajada de glucosa en la sangre materna, ya que el feto se alimenta continuamente y por la noche la madre lleva ya varias horas sin haber comido.
  • Helados: También está en la lista de los más demandados, seguramente porque el frío puede ayudar a calmar las náuseas, mientras que el azúcar repone.
  • Patatas fritas y aperitivos salados: Otro de los clásicos. Aunque muchas embarazadas se decantan por el dulce, hay otras que prefieren el sabor salado, especialmente si es en forma de productos envasados y listos para comer. Los especialistas recomiendan no pasarse con su consumo.
  • Banderillas y pepinillos: Otro antojo muy frecuente es el de las banderillas y los pepinillos en vinagre o cualquier otro producto fuerte con sabor agrio o ácido.
  • Frutas: Incluso quienes no estaban acostumbradas a tomar mucha fruta es posible que durante el embarazo cambien sus costumbres añadiéndolas a la alimentación diaria.

 

En cuanto a si deben satisfacerse o no, dicen los especialistas que el sentido común es el que manda: si se trata de un producto sano, no hay ningún problema en saciar nuestro antojo; sin embargo, si se trata de alimentos poco equilibrados, lo mejor es tomar solo una pequeña cantidad.

Una canastilla gratis para tu bebé