Nacimiento de mellizos, ¿sí o sí por cesárea? » LetsFamily
Parto de mellizos

Nacimiento de mellizos, ¿sí o sí por cesárea?

Primero y principal, los mellizos suelen nacer no a las 40 semanas, sino a las 37 semanas. Por eso son más pequeños que los bebés nacidos en partos únicos, y por lo tanto pueden pasar mejor por el canal de parto. Eso siempre y cuando tus bebés estén saludables, con buen peso para su edad gestacional (nunca con menos de 1,5 kilos) y no presenten complicaciones. En el caso de gemelos que compartan bolsa y placenta se suele indicar cesárea.

¿En qué posición están los bebés?

La clave para saber si puedes intentar dar a luz naturalmente a mellizos es que el primer bebé que vaya a nacer se encuentre en posición cefálica (cabeza abajo). De esta manera, su parto se produce sin problemas, y aún cuando el hermanito esté de nalgas el médico puede llegar a intentar rotarlo, o bien recibirlo de nalgas ya que el canal de parto estará bien dilatado y probablemente te lleve menos esfuerzo su expulsión que la del primer bebé.

En cambio, si ambos bebés están de nalgas, o si uno está colocado en posición transversal, sí o sí te realizarán una cesárea.

¿Es más largo el parto de mellizos?

La fase de dilatación en un parto múltiple no suele durar mucho más que el parto de un único bebé. El período expulsivo (la salida de los bebés) puede prolongarse un poco más, ya que si bien a veces los mellizos nacen con pocos minutos de diferencia, a veces el segundo bebé tarda una hora, u hora y media, en nacer. Mientras tanto, se le monitorean su corazón y sus signos vitales y, ante la primera irregularidad, se te practicará una cesárea de emergencia. Por eso, se dan casos donde una mamá de gemelos ha tenido uno por parto vaginal y el otro por cesárea.

Cuándo hace falta una cesárea

A veces son importantes para preservar el bienestar de los bebés y el tuyo. Además de por la posición y el tamaño de los bebés, puede ser necesaria una cesárea en caso de que el segundo bebé sea más grande y padezca de sufrimiento fetal, cuando se enredan los cordones umbilicales o cuando el bebé que está más cerca del cuello del útero viene de nalgas, cuando hay desprendimiento de placenta o por otras complicaciones. De hecho, la mitad de los nacimientos de gemelos o mellizos se produce por cesárea.

Sin embargo, si estás en el segundo trimestre de embarazo y tu médico ya quiere programar la cesárea solamente porque traerás dos bebés al mundo, considera pedir una segunda opinión.