Noveno mes de embarazo: la recta final

Comentar: (0)

Compartir:

Noveno mes de embarazo: la recta final

¡Tu bebé ya está listo para nacer! Si bien se calcula la fecha probable de parto en 280 días después del último período, lo cierto es que los bebés se consideran nacidos a término desde las 37 semanas cumplidas

Ten listo el bolso para ir a la maternidad en cuanto comiences a experimentar las pautas de alerta que aprendiste en el curso.

Cómo tu bebé termina de formarse

Entre la semana 37 y la semana 40, tu bebé ya no aumenta de peso tan espectacularmente como antes. En realidad ya ha alcanzado el tamaño necesario para nacer. En este último mes, la circunferencia de su abdomen se iguala con la de su cabeza, termina de perder el lanugo (si bien algunos recién nacidos todavía conservan algunos restos) y sus pulmones se fortalecen para permitirle respirar por sus propios medios. Sus ojos están lo suficientemente desarrollados como para permitirle ver luz en el exterior, gracias a lo cual sus ciclos de sueño y vigilia pronto se regularán según el día y la noche… aunque no las primeras semanas, ¡prepárate para las noches en vela en el postparto!

Controles de este mes

Durante las últimas semanas de tu embarazo, el médico controlará con frecuencia tu cuello del útero para observar si hay dilatación. Es posible que monitoree al bebé para evaluar su estado físico y controlar su bienestar. En el caso de que por algún motivo debas ir a cesárea programada, esta se suele efectuar en la semana 39. En cambio, el parto vaginal suele ocurrir unos días más tarde, en especial si eres madre primeriza. Y si el nacimiento se demora, paciencia: solo alrededor del 5% de los bebés nace exactamente en la fecha prevista.

Tus síntomas al final del embarazo

Muchas embarazadas sienten la presión de la cabeza del bebé cuando este se encaja en el cuello del útero, y caminan con las piernas abiertas con bastante dificultad. ¡Tranquila, nadie espera de ti elegancia en tu estado! Este último mes debes prestar atención a los signos que indican la proximidad del parto, en especial las contracciones. Notarás que se van haciendo más frecuentes, intensas y dolorosas. Otra señal es la expulsión del tapón mucoso, que puede tener lugar algunos días –o incluso semanas- antes de que efectivamente des a luz. La rotura de aguas es una señal que bajo ningún concepto debes pasar por alto: implica que el parto es inminente, aunque por lo general no es necesario salir corriendo como en las películas. Sí debes acudir a urgencias si el líquido es verdoso o tiene rastros de sangre, ya que ello puede indicar que el bienestar fetal está comprometido.

Te deseamos que termines tu embarazo con paz y serenidad. Estás por comenzar la mayor aventura de tu vida. ¡Felicidades!

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies