Otoño, la mejor época para el ejercicio al aire libre

Comentar: (0)

Compartir:

Otoño, la mejor época para el ejercicio al aire libre

¿Te toca estar embarazada en otoño? ¡Enhorabuena! Es una época estupenda para mantenerte activa y hacer ejercicio aprovechando las ventajas de esta hermosa estación. La actividad física, además de para tener un embarazo saludable, resulta clave para no sufrir los típicos vaivenes emocionales de la época.

Sal a caminar, trotar o correr

Prácticamente cualquier embarazada puede beneficiarse de dar largas caminatas y paseos por el parque. La brisa otoñal, las hojas doradas que caen de los árboles, el sol suave que alumbra pero ya no quema… sin dudas el otoño es una época ideal para este tipo de ejercicio. Si habitualmente entrenas y el doctor no te lo desaconseja por algún motivo, puedes seguir trotando o corriendo aún en el embarazo. Pero si te quedas embarazada y no estás habituada a estos ritmos, mejor que el paseo sea caminando.

Escoge la vestimenta adecuada

Para salir al aire libre, que el fresco otoñal no te tome desprevenida. Recuerda abrigarte por capas, para poder sacarte prendas a medida que entras en calor. Utiliza telas que absorban la transpiración, y que no te ajusten. Cubre tu barriga de embarazo pero no te preocupes, que la temperatura dentro del útero es siempre agradable para el bebé. También recuerda cubrir tu garganta con un echarpe o una bufanda. En cuanto al calzado, recuerda que en el embarazo los pies pueden aumentar una o hasta dos tallas, así que de ser necesario invierte en un nuevo par de zapatillas deportivas que te provean de buen soporte para evitar caídas y lesiones.

No dejes de nadar

De acuerdo, en esta época ya no será un ejercicio al aire libre, pero aunque con el otoño las temperaturas bajan, esto no debería ser una excusa para abandonar la natación, uno de los deportes más completos y recomendados durante el embarazo. Además de fortalecer tu sistema cardiovascular, ir a nadar te ayuda a cuidar tu postura, tonificar todos los músculos del cuerpo y prevenir los clásicos dolores de espalda que suelen aparecer en el segundo trimestre. Averigua natatorios climatizados cerca de tu casa o de tu trabajo, y apúntate hoy mismo.

Mantente bien hidratada

Aunque ya no haga calor, es importante que bebas suficiente agua, sobre todo cuando hagas ejercicio. Una buena hidratación es clave en cualquier momento de la vida, pero más aún durante el embarazo. Si no quieres sumar calorías vacías, evita los jugos y las bebidas deportivas y simplemente lleva contigo una botella de agua fresca.

La actividad física en el embarazo no solamente te ayuda a cuidar tu peso, sino que además mejora tu estado de ánimo, activa tu circulación, previene muchas molestias y problemas de salud, te fortalece los músculos y te hace llegar más preparada al parto. Ya sea en otoño o en cualquier otra estación, busca una rutina de ejercicio que te guste y mantenla con constancia.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies