Pediatras: 5 motivos para pedir una consulta neonatal » LetsFamily
Pediatras consulta neonatal

Pediatras: 5 motivos para pedir una consulta neonatal

El pediatra debe ser una persona que os genere plena seguridad y confianza. Una primera entrevista os servirá como indicador de que habéis dado con la persona idónea… o que es preferible seguir buscando. Tenéis por delante algunas semanas para conocer a más de un médico y elegir a aquel que os resulte más adecuado.

Resolver dudas (ahora que estáis a tiempo)

La consulta neonatal es el momento perfecto para preguntar sobre cuidados del bebé recién nacido, cómo higienizarlo, cómo tratar el cordón umbilical, informarse sobre vacunas y estudios que debéis hacer, etc. Es mucho más sencillo preguntar y escuchar las respuestas del médico sin tener en brazos a un bebé que no para de llorar.

Favorecer la lactancia materna

Un efecto positivo de las consultas neonatales es que ayudan a establecer una buena lactancia. El hecho de que la futura mamá pueda sacarse algunas dudas, que reciba consejos sobre cómo y cuándo prender al bebé al pecho, y que sepa qué esperar la ayudará a evitar frustraciones y no recurrir al biberón innecesariamente en esas primeras (y difíciles) semanas.

Prevenir consultas de urgencia posparto

Sobre todo cuando se trata de padres primerizos, es frecuente que cualquier imprevisto con el bebé haga que todos salgan corriendo a la sala de urgencias. Claro que muchas veces no pasa de un susto. El conversar con un pediatra que nos ofrezca disponibilidad para consultarlo evitará que expongamos al bebé recién nacido al ambiente hospitalario a no ser que realmente sea preciso.

Conocer con tranquilidad los antecedentes familiares

No solamente a los futuros padres les sirven las consultas neonatales, sino que al médico también, ya que en esa entrevista inicial el pediatra puede forjarse una buena idea sobre los antecedentes familiares de salud del bebé, los hábitos de la casa, conocer las expectativas y temores que tienen respecto al parto y anticiparse a posibles dificultades en caso de tratarse de un embarazo de riesgo.

Como veis, existen numerosos motivos para pedir una consulta neonatal. ¿Tenéis pensado hacerla?