Pesadillas y sueños extraños en el embarazo » LetsFamily

Pesadillas y sueños extraños en el embarazo

Durante el embarazo aparecen pesadillas con mucha más frecuencia de lo habitual.  Suelen ser sueños extraños relacionados con el cuidado del bebé y su salud y bienestar, y aparecen en todas las etapas del embarazo, aunque son más frecuentes en el segundo trimestre.

Si estás embarazada y te has despertado sobresaltada alguna vez por una de estas pesadillas no te angusties: es una forma completamente sana y normal que tiene nuestro cerebro de gestionar la ansiedad y las preocupaciones por las responsabilidades que se nos vienen encima.

¿Por qué soñamos sueños tan raros?

El embarazo es una época en la que afloran conflictos que teníamos enterrados, aparecen miedos y tenemos los sentimientos a flor de piel. Lo que soñamos por la noche es producto de lo que hemos vivido durante el día, y la embarazada vive un torrente de experiencias y nuevas sensaciones durante toda la gestación.

A la sensación de felicidad por el bebé que está en camino se unen los temores por su salud y bienestar, el miedo al parto, los sentimientos encontrados respecto a la pérdida de autonomía que se avecina, las inseguridades sobre si sabremos cuidar de nuestro pequeño, las diferencias en la forma de vivir el embarazo respecto a la pareja, las regresiones y recuerdos emocionales de nuestra propia infancia…  La mente tiene que procesarlo todo y los sueños son la manera de nuestro inconsciente de organizarlo.

Además, debido a las hormonas y a las molestias que causa la tripa –nos despertamos para ir al baño, tenemos que cambiar su postura habitual para dormir­– el sueño de la embarazada es más ligero y es más fácil despertarse en mitad de una pesadilla inquietante.

Los sueños extraños aparecen en todas las etapas del embarazo, pero es en el tercer trimestre cuando se intensifican normalmente.

Los sueños más frecuentes en el embarazo

Hay ciertos escenarios que se repiten con mucha frecuencia en los sueños de las embarazadas. Algunos han sido recogidos en libros como Women´s bodies, women´s dreams, de la psicóloga Patricia Garfield, o Dreaming for two, de Sindy Greenberg, Elyse Kroll y Hillary Grill.

Sueños sobre la salud del bebé. Reflejan el deseo de que nuestro hijo nazca sano y se desarrolle con normalidad.

Sueños sobre el cuidado del bebé: nos lo dejamos olvidado en cualquier sitio y luego no podemos encontrarlo,  pasan cosas rarísimas mientras cambiamos los pañales, intentamos bañar al bebé pero van surgiendo trabas y no terminamos de hacerlo nunca, insistimos en que se coma un pavo relleno y no entendemos por qué no quiere trincharlo… Está claro, tenemos muchas ganas de cuidarlo bien, mezcladas con las dudas sobre nuestra capacidad para lograrlo.

Sueños sobre agua. Se cree que tienen que ver con la conexión que existe entre la embarazada y su hijo, el temor a romper aguas o la inminencia del parto.

Sueños eróticos con exparejas. Ni te acordabas de aquel novio de la universidad y de pronto…  Es normal, en el embarazo nuestro cuerpo cambia y queremos seguir sintiéndonos atractivas. También puede reflejar un temor ante los cambios que se avecinan en tu vida sentimental y ante las responsabilidades.

Sueños de infidelidad de la pareja. Reflejan la vulnerabilidad emocional que sentimos en el embarazo.

Compartir los sueños con alguien de confianza (tu pareja, una buena amiga) puede ayudarte a comprenderlos y reducir la ansiedad que te causan.

¿Y tú, has tenido pesadillas o sueños extraños? ¡Cuéntanoslo!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Una canastilla gratis para tu bebé