Tercer trimestre del embarazo : ¿ por qué parece tan largo? - Sintomas 🤰
tercer trimestre del embarazo

¿Por qué el tercer trimestre del embarazo parece tan largo?

¡Enhorabuena! Ya estás en la recta final de tu embarazo. Queda poco para tener a tu bebé en brazos. Puede que se te hayan presentado muchos síntomas de embarazo en el primer y segundo trimestre o puede que hasta el momento hayas tenido un embarazo tranquilo. En este post haremos un repaso de cuáles son los síntomas más comunes del tercer trimestre del embarazo. Se trata de un período que las futuras mamas lo suelen calificar como largo… ¿A ti te lo parece?

¿Por qué se caracteriza el tercer trimestre de embarazo?

El tercer trimestre de embarazo se identifica con:

Además, en el tercer trimestre reaparecen algunos síntomas que pueden ser muy molestos:

Es normal que en el tercer trimestre del embarazo todas las actividades representen un esfuerzo desmedido para ti, desde darte una simple ducha a ponerte los zapatos.

Razones por las que el tercer trimestre de embarazo parece largo

Mucho tiempo libre

En estas últimas semanas seguramente comience tu baja por maternidad y ya no trabajes. Por un lado, esto es un gran alivio: no necesitas madrugar ni coger el bus o el metro para ir a trabajar. Por otro lado, las horas se te harán muy largas en casa. Para que el tiempo pase más rápido, prueba emprender algún proyecto, como tejerle una mantita a tu bebé, seleccionar su ropa o preparar el bolso con todo lo que llevarás a la maternidad.

La fecha probable de parto es relativa

Menos del 7% de los bebés nacen en la fecha probable de parto. En realidad, el nacimiento puede producirse en cualquier momento entre la semana 37 y la 42. Seguramente, si tu bebé se adelanta algunos días, no recuerdes este período como demasiado largo, pero en cambio, si eres de aquellas que se pasa de fecha, sentirás que llevas 9 años embarazada en lugar de 9 meses.

Ansiedad por lo que vendrá

Durante las últimas semanas te sobrevendrán inquietudes y temores. Algunas relativas al momento específico del parto: ¿podré soportar el dolor? ¿Nacerá por parto normal o necesitaré una cesárea? Muchas de tus dudas pueden ser acalladas con las correctas clases de preparación para el parto.

Miedo ante tu futura maternidad

Por otro lado, también es normal que tengas miedo de no estar preparada para la maternidad, de no comprender las necesidades de tu bebé o de no estar a la altura de las circunstancias. ¡No te preocupes! Nadie nace sabiendo y, en realidad, ninguna mujer está “preparada” para lo que va a suponer el mayor reto de su vida que es ser mamá. Conversa con tu pareja, con tu familia y con tus amigos. Ellos seguramente podrán brindarte la atención y el apoyo que necesitas para terminar bien esta última parte del embarazo.

Una canastilla gratis para tu bebé