Posiciones para dar a luz » LetsFamily
embarazo
Posiciones para dar a luz

Posiciones para dar a luz

Existe desde hace unos años una corriente que aboga por el derecho de cada mujer a tener un parto respetado. Esto implica, entre otras cosas, el poder decidir sobre qué tipo de parto preferimos, si estamos de acuerdo en que se nos realice -o no- determinado procedimiento (o, al menos, conocer sus riesgos), y elegir dónde dar a luz a nuestro bebé. Una de las cuestiones que más se discute en la actualidad es el derecho a elegir en qué posición parir, cosa que en algunas maternidades no se respeta.

Acostada de espaldas

Es la posición que más se utiliza en los partos, y sin embargo, fisiológicamente no es la más recomendable para dar a luz. La mujer no tiene suficiente control sobre su propio cuerpo y la presión sobre el periné hace, por un lado, que se le dificulte pujar, y por otro lado, aumenta el riesgo de desgarros o la necesidad de episiotomía. ¿Por qué, entonces, tantas mujeres en el mundo dan a luz acostadas? Porque es el ángulo en el cual los médicos tienen mejor visibilidad y control de lo que ocurre. Vamos, que la imposición de esta postura es parte de la medicalización del parto, es decir, de hacerlo ver como un problema de salud cuando en realidad es un proceso fisiológico natural.

De pie o en cuclillas

Muchas mujeres de diferentes culturas dan a luz en posición vertical. Se dice que estas posturas ayudan a mitigar el dolor, a tener un mejor control sobre las propias sensaciones y a pujar acompañando las contracciones (y no obedeciendo la orden de la comadrona o del doctor). La postura vertical ayuda a que el descenso del bebé por el canal del parto sea más rápido, ya que la propia gravedad lo acompaña. Si eliges parir en alguna de estas posiciones, te será fundamental contar con alguien que te sostenga.

Sentada

En algunas maternidades existe la posibilidad de parir en un sillón de partos, una silla abierta en forma de U que permite empujar mientras permaneces sentada. Tu acompañante se queda a tus espaldas para que puedas reclinarte sobre él mientras haces fuerza.

A gatas

La postura del gato, que debes conocer de yoga o de tus clases de preparación al parto, resulta muy adecuada para dar a luz. Se dice que es la menos dolorosa y la que menor incidencia de desgarros y de episiotomías conlleva.

De acuerdo con la Federación de Matronas, se debe permitir que la mujer adopte, en el momento del parto, la posición que le resulte más cómoda. Sin embargo, muchas mujeres en el momento de dar a luz sienten que todo escapa de su control y que los médicos tienen más poder de decisión que ellas mismas, las verdaderas protagonistas.