Primeros pasos del viaje: Postparto » LetsFamily

Primeros pasos del viaje: Postparto

 

Artículo escrito por: Xavier Vicent, Psicólogo

 

Hoy más que nunca mis palabras van dirigidas a vuestros acompañantes, los papás. Vuelvo a estar aquí con vosotros/as. Espero que hayáis descansado, cogido aire, fuerzas. Hemos pasado la primera noche juntos, pensando si ha sido un sueño. Pero más lejos del sueño es nuestra nueva realidad, nuestra joya ya forma parte de nosotros. Somos una familia, ya no pensamos para nosotros mismos, pensamos y sentimos por y para él/ella.  Viajeros, esta sensación ya será para siempre, a lo largo de nuestra vida todo lo que sintamos irá relacionado con nuestro hijo/a. Ahora más que nunca empezará a ser importante nuestra comunicación, entendimiento, amor, pasión, tranquilidad y equilibrio.

Las primeras horas ya han pasado, la primera noche, la primera comida: biberón, lactancia materna. Nuestras primeras maravillosas sensaciones de tenerlo en brazos, acariciarlo, notarlo, disfrutar de nuestra emoción, sentirnos únicos/as. El placer de haber regalado una vida. De sentir un amor más puro, incondicional y sincero del que nunca hemos llegado a sentir. Nunca se habrán escrito palabras que describan este momento.  Todos los viajeros que hayan pasado por esta experiencia entenderán el significado de mis palabras. Ahora sí, ha empezado el camino.

 

Recomendaciones para los primeros pasos del viaje

Como guía debo recordaros que empezamos la preparación del viaje con el embarazo, empezamos el viaje con el parto y hoy comienzan los primeros pasos que marcarán el destino de nuestro viaje.  Aquí, como buen y experimentado guía, os haré una serie de recomendaciones muy necesarias para este inicio de trayecto:

  • El viaje no es solo, es acompañado. Papás, observad, comprended, respetad, empatizad, mirad a los ojos de mamá. La necesitamos, la queremos, la deseamos como acompañante. Su papel es determinante en el camino. El amor que ella nos dará no tiene límites. Nos dará una visión del paisaje que nosotros nunca veremos, captará la sutileza de los detalles. Y os aseguro papás que creceremos con ellas.
  • Papás, ellas necesitarán que pongamos en el equipaje nuestra paciencia, comprensión, apoyo, ayuda, tranquilidad, amor, pasión, coherencia y respeto.
  • Para las mamás estos primeros pasos parten del agotamiento, dolor y cansancio. Nuestros ojos han de ser capaces de ver la ternura en ellas. Los papás hemos de entender que iniciamos el trayecto desde el mismo punto de partida pero en diferentes condiciones.
  • Mamás, respetad todas las sensaciones que tengáis porque forman parte del momento más maravilloso que la vida tiene: regalar una vida. Cuando os miréis al espejo debéis ser capaces de ver lo extraordinario y excepcional que es ser MAMÁ.
  • Consejo: si cualquiera de estos consejos cuestan, no os preocupéis, es normal. El esfuerzo, sacrificio y lucha formarán parte también de nuestro equipaje.
  • Y un último consejo que para mí es muy importante desde mi experiencia: papás, cuando las miremos, nos dirijamos a ellas, no veamos solo a la mamá, mirad más allá y sed capaces de ver la belleza de la mujer de la que nos enamoramos, por la que sentimos. Es mamá, es mujer, es ella.

La comunicación en los primeros momentos del viaje

Estos consejos están ya en nuestra maleta, eso sí, maleta de mano donde está todo aquello que necesitamos continuamente. Quizás muchos viajeros/as que estén leyendo mis palabras pensarán en la evidencia y sentido común de lo que escribo, pero os aseguró que demasiadas veces me he encontrado con la realidad de madres que se sienten tristes, solas, desatendidas, pues su compañero de viaje toma decisiones del viaje sin contar con ellas, sin querer entender cómo se sienten. Por favor, viajeros principiantes: no cometáis nunca este error. Ellas no se lo merecen. No olvidéis nunca que el viaje compartido es mucho más bello.

En estos primeros pasos del viaje, el postparto, es muy importante y necesaria la comunicación. Buscad un espacio diario para poder hablar de cómo os sentís. No deis por hecho y entendido nada. Miraros a los ojos, abrazaros a diario, expresad sin miedo como os sentís. Dedicaros tiempo para vosotros. Papás, ofreceros para todo; anticiparos, regalemos tiempo a las mamás para que puedan descansar, relajarse, cuidarse, que poco a poco vuelvan a sentirse mujeres. No olvidéis que ellas han dado a luz, que su cuerpo ha cambiado, que se sienten agotadas pero que aman y que nos han hecho el regalo más grande del mundo.

El egoísmo, el enfado, los  nervios, la tensión no están en ninguna de nuestras maletas. En todas mis palabras que hoy os escribo como experimentado guía se forjan los pilares básicos de la familia y la educación de nuestros hijos.

El postparto es el momento donde nuestros primeros pasos van a marcar la dirección y la forma de nuestro largo viaje. Le hemos de dar la importancia que realmente tiene. No pensemos que es fácil, que la felicidad va a surgir sola al igual que la ilusión. Qué fácil que es hablar y qué difícil que es vivir. Pero viajeros, desde el amor más sincero, la vida es mucho más bella. Porque vamos a crecer juntos, vamos a aprender a confiar, a apoyarnos en nuestra pareja. De aquí surgirán los valores que vamos a transmitir a nuestros hijos. Educar no es solo hablar; es sentir, es actuar, es vivir.

Viajeros, nuestro camino empieza a coger sentido. Os aviso: prepararos para algo único: descubrir que viviremos por lo que sentimos, que el amor será imprescindible en nuestro viaje. Que levantarse cada día será una ilusión, que llegar a casa después de trabajar, será algo bello, precioso. Que nuestra vida acaba de coger un sentido inexplicable.

Pero papás, recordad, ellas nos necesitan. Demos incondicionalmente lo mejor de nosotros porque seguro que no nos vamos a arrepentir.

PD: Todas estas palabras se las dedico a mi tesoro, a mi joya que un día cambió mi vida. Me hizo mejor persona, dio sentido a mi vida y me convirtió en guía.

 

Próxima parada: primer mes de vida.