Los primeros síntomas de embarazo » LetsFamily
embarazo

Los primeros síntomas de embarazo

Los mareos y vómitos son los indicios de embarazo más conocidos. Desde los primeros días, las mujeres que están encinta pueden sufrir este tipo de molestias. Las náuseas suelen producirse, sobre todo, al despertar. No hay que alarmarse. Muchas mamás sienten ganas de vomitar en el primer trimestre y no vuelven a tener náuseas en el resto del embarazo. Y algunas no llegan a experimentar este trastorno en ningún momento. Los mareos también suelen aparecer en el estadio inicial de la gestación, así como una fatiga leve.

Subida de temperatura

Un porcentaje significativo de mujeres se dan cuenta de que algo ocurre en su cuerpo por el aumento de la temperatura basal. Se trata del nivel térmico mínimo que registra el organismo cuando se encuentra en reposo, en especial cuando dormimos. Cuando se logra la concepción, la temperatura basal, que normalmente varía entre los 36,5 y los 36,7 grados centígrados, aumenta.

Sensibilidad mamaria

Los pechos, durante la gestación, se vuelven más sensibles. Esto se debe a los cambios hormonales que se dan en esta etapa. Otro indicio temprano de embarazo relacionado con los senos es el aumento del diámetro de las areolas mamarias. Incluso, a algunas mujeres les sale una especie de erupción en esa zona.

Molestias abdominales

Esta señal de embarazo es confundida, de manera habitual, con los dolores propios del síndrome premenstrual. Unas molestias que experimenta un amplio número de mujeres y que suelen suponer un problema grave. Los trastornos estomacales también están íntimamente relacionadas con la gestación, como la acidez y las digestiones pesadas. Asimismo, algunas embarazadas manifiestan tener dificultades para dormir y sufrir un gran aumento de las ganas de orinar.

Sangrado vaginal

Se conoce como spotting a las manchas de sangre que perciben algunas mujeres en su ropa interior y que no tienen que ver con la menstruación. Se trata de un sangrado vaginal leve que se caracteriza por tener una tonalidad más marrón que roja. Este síntoma puede despistar a las futuras mamás que tienen un ciclo irregular. El spotting está asociado a los momentos iniciales del embarazo, aunque también puede ser señal de ciertos trastornos o, incluso, aparecer como consecuencia de la toma de anticonceptivos orales.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: