¿Sabes cuales son los primeros síntomas del embarazo? LetsFamily 😍
embarazo
primeros-sintomas-del-embarazo

Primeros síntomas del embarazo – Primer trimestre

Con el embarazo, el cuerpo de la mujer se transforma debido a los cambios hormonales ( gonadotropina coriónica humana, estrógenos y progesterona) que se producen, evidenciando así los primeros síntomas de embarazo.

En las primeras 14 semanas, tu bebé es diminuto y tu útero apenas ha aumentado de tamaño

¿Cuáles son los primeros los primeros síntomas del embarazo?

El sangrado de implementación.

Una vez fecundado el óvulo, ya convertido en embrión, tiene que implantarse en la pared del útero para que el embarazo siga su curso. Tarda en hacerlo entre 6 y 12 días y cuando se implanta puede producirse un pequeño sangrado, similar al del primer día de regla. Como el sangrado se produce cerca de la fecha prevista para el siguiente periodo puede confundirse con una menstruación “rara”.

La menstruación se retrasa.

Si tu embarazo es planificado seguro que tienes apuntados los días en los que te tiene que venir la regla, cuánto te suele durar, etc. Aunque es una señal esperanzadora, no es fiable para todo el mundo. Para empezar,  muchas mujeres tienen periodos irregulares, así que el día de inicio de sus periodos es siempre aproximado. Además, el cansancio, el estrés y otros factores pueden causar alteraciones en el ciclo. Pero si tú eres “puntual como un reloj”… ahí tienes otro síntoma.

Dolor abdominal

Relacionado con el proceso de implantación. Algunas mujeres sienten molestias en el vientre, similares a las de los días previos a la regla y acompañadas también de hinchazón, aunque suelen ser más suaves.

El dolor abdominal suele estar relacionado con los gases, uno de los síntomas del embarazo.

Náuseas

Suelen darse en el primer trimestre de embarazo y luego van desapareciendo. Lo habitual es que aparezcan a partir de la sexta semana de gestación, pero algunas mujeres tienen náuseas y vómitos desde antes incluso.

Ten siempre a mano algo de picar para que el estómago no se quede vacio

Cambios en los senos

Nos referimos tanto a que el pecho tiene más sensibilidad (a veces resulta doloroso hasta el roce de la ropa) como a que puede sufrir hinchazón o cambiar de aspecto: el oscurecimiento de los pezones o las venas más marcadas son dos síntomas habituales, aunque suelen darse más adelante.

Las duchas de agua tibia o la aplicación de compresas frías pueden ayudar a aliviar las molestias más intensas

Orinar con frecuencia

El aumento de flujo sanguíneo que se produce durante el embarazo obliga a los riñones a procesar más cantidad de líquido, por eso desde el principio de la gestación hay que ir al baño con mucha más frecuencia.

Además de protegerse de las pérdidas utilizando compresas, se recomienda realizar ejercicios de Kegel y no esperar a tener la vejiga llena para acudir al lavabo

Estreñimiento

Una de cal y otra de arena: el aumento de la hormona progesterona hace que el intestino funcione peor.

El agua es una alida para mejorar tu digestión: ayuda a combatir el estreñimiento y la típica sensación de hinchazón

Sueño

También se debe a la subida de la progesterona y a otros cambios hormonales. Actividades que antes afrontabas sin problemas, ahora te dejan agotada. Esa sensación de cansancio extremo y sueño típicos del primer trimestre de embarazo puede  notarse, a veces, desde la primera semana de gestación.

Hacer algo de ejercicio puede mejorar tu sensación de cansancio.

Cambios en los sentidos del gusto y del olfato

De pronto, hay olores que no soportas, la comida sabe distinta, los olores cotidianos se sienten con mucha más intensidad.

Durante el embarazo aumentan los niveles de la hormona gonadotrofina corióica lo que modifica lo sabores y hace que las embarazadas tengan ciertos antojos alimenticios

Dolor de cabeza

Otro “regalo” de las hormonas y del cambio del flujo sanguíneo. Las cefaleas son muy habituales en las embarazadas, sobre todo si siempre han tenido esa tendencia.

Las dos claves para prevenir este molesto síntoma son el descanso y el ejercicio regular