¿Qué dice la forma de tu barriga? » LetsFamily
embarazo

¿Qué dice la forma de tu barriga?

Se fijarán en si es redonda, si tiene pico, si está baja, si es grande o pequeña… Cualquier característica sirve para aventurarse y hacer cábalas. Sin embargo, los ginecólogos han dejado muy claro que si quienes hacen esas predicciones aciertan es por pura causalidad, ya que no se puede determinar ni el sexo ni la fecha de nacimiento ni el peso del bebé echando un simple vistazo a la tripa de la futura mamá. Por muchas formas de tripas que haya -redonditas, abombadas, achatadas, picudas…- , eso solo indica que cada embarazo es diferente.

 

Lo que sí puede adelantar la ciencia es por qué cada tripa toma una forma en concreto. Estas son algunas explicaciones médicas a esa incógnita:

 

  • Más barriga en función de la anchura de la pelvis. Los especialistas explican que la constitución pélvica de mamá puede determinar en parte el tamaño de la tripa. La razón es que en las embarazadas que tienen una pelvis más estrecha, el niño tiende a encajarse menos, lo que hace que el volumen de la tripa sea mayor.
  • Menos tripa cuanto más tono muscular. Si no tenemos un abdomen musculoso, lo normal es que el embarazo parezca que se desarrolla más rápido ya que con bajo tono muscular, cuando se coge peso se nota más. Es la razón que explica por qué los segundos y terceros embarazos suelen parecer más voluminosos: como el abdomen habitualmente tiene poco tono muscular tras un embarazo y está más flácido, si se da otra gestación cuando aún no ha pasado mucho tiempo lo habitual es que ese abdomen parezca mucho más voluminoso ya que el útero se desvía hacia delante.
  • Colocación del feto. Cuando el feto está con su espalda pegada a la columna de la madre y las piernas hacia delante, el abdomen toma una apariencia picuda -lo que desmonta la teoría de que la tripa “en pico” indica que vaya a ser un niño, ya que esa postura pueden tomarla tanto niños como niñas-. Por otro lado, cuando el feto se coloca de forma vertical o junto a la cara posterior del útero, el volumen del abdomen suele ser menor.
  • La cantidad de líquido amniótico. En la recta final del embarazo al bebé le rodea alrededor de un litro de líquido amniótico, pero esa cantidad no es exacta. Según sea mayor o menor, la tripa de la madre será más grande o más pequeña.