¿Qué es bueno para los gases en el embarazo?

Comentar: (0)

Compartir:

¿Qué es bueno para los gases en el embarazo?

Un síntoma inocuo, pero sin dudas muy molesto y que contribuye a que pases malos momentos estando embarazada, son los gases.

 Si bien sabemos que no son peligrosos ni perjudiciales para el bebé, pueden hacerte sentir realmente incómoda. Por eso te dejamos estas sugerencias para lidiar con ellos.

Los gases en el embarazo son más frecuentes a partir del segundo trimestre, cuando el crecimiento del útero empuja y comprime el estómago, además de que las hormonas hacen más lentos los procesos digestivos. Los gases pueden ser muy dolorosos y, claro, sumamente embarazosos si no estás en la privacidad de tu hogar…

Alimentos y bebidas a evitar

En primer lugar, céntrate en restringir aquellas comidas que te dan gases. ¿Cuáles son? No siempre son los mismos alimentos para todas las mujeres. Por eso, un buen consejo es tomar nota de todo lo que comes a lo largo de la semana, para así estar en condiciones de detectar cuáles alimentos empeoran el síntoma. En general, presta atención a las coles (coliflor, repollo de Bruselas, brócoli), las legumbres, las frituras y ciertos endulzantes artificiales. Pero también pueden ser ciertos cereales, los lácteos, la fruta y la verdura… Por supuesto, evita las bebidas gasificadas y, en lo posible, también las infusiones.

Claro que son muchísimos los alimentos que podrían ocasionarte gases, y como es tan importante que lleves una dieta balanceada, lo mejor no es eliminarlos por completo sino consumirlos en porciones pequeñas, masticando lentamente y sin hablar mientras comes.

Alimentos y bebidas que ayudan

En primer lugar, el agua es una aliada para mejorar tu digestión: ayuda a combatir el estreñimiento y la típica sensación de hinchazón. Pero procura beber en sorbos pequeños para tragar menos aire. Infusiones como el té de hinojo o de toronjil se conocen como buenos remedios caseros para los gases, aunque no está de más que consultes a tu médico antes de tomarlas. En cuanto a la leche, prueba cambiar la que bebes por una sin lactosa, que será más fácil de digerir.

También hay alimentos que pueden ayudarte a mejorar de los gases. El yogur, por ejemplo, contiene bacterias benéficas que mejoran los procesos digestivos. El salvado de trigo es uno de los pocos cereales que no se descompone al atravesar el sistema digestivo, y por eso puede ayudarte si necesitas incorporar más fibra. Elige cortes de carne magra, preferentemente hechos a la parrilla o al horno.

Otras recomendaciones

Si sufres de gases tómalo como una indicación de darle más tiempo a las comidas: sentarte bien, con una postura erguida, dándote el tiempo necesario para masticar cada bocado. Es preferible que hagas varias pequeñas comidas al día en lugar de tres muy abundantes. Y no te acuestes inmediatamente después de comer.

Por último, procura no retener los gases mucho tiempo, ve al lavabo cada vez que lo necesites, aún si debes interrumpir una reunión importante: después de todo, estás embarazada y es tu derecho.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados