¿Qué es el embarazo anembrionario? » LetsFamily
embarazo anembrionario

¿Qué es el embarazo anembrionario?

El embarazo anembrionario (o anembrionado) consiste en la formación del saco vitelino, pero sin que haya un embrión dentro de él. Las células del huevo impulsan al organismo de la mujer a generar la hormona hCG, lo que ocasiona los típicos síntomas de embarazo del primer trimestre, e incluso arroja el resultado positivo en un test de embarazo. Sin embargo, no hay ningún bebé formándose sino solo las células de la placenta, es decir, un huevo vacío.

¿Por qué se produce el embarazo anembrionario?

En general es imposible predecir o evitar, ya que es un resultado de la selección natural: se calcula que hasta la mitad de las pérdidas ocurridas durante las primeras etapas del embarazo se deben a esta causa. Por otro lado, ciertos factores, como la edad de la mujer, o la carencia de ácido fólico, vitaminas K y B parece influir en las estadísticas.

¿Cómo se lo detecta este tipo de embarazos?

En muchos casos no se lo llega a detectar, pues el cuerpo interrumpe pronto esta gestación y se produce la expulsión natural de los tejidos. Para cualquiera de nuestras abuelas esto no pasaba de ser un simple retraso en la menstruación. Sin embargo, si la mujer ya se ha enterado del embarazo con un test, o aún más, ha pedido un análisis de sangre o una ecografía, lo vivirá como una pérdida.

En otras ocasiones el embarazo anembrionario prospera por varias semanas, y hace falta una ecografía (que detecta la falta de embrión porque no hay latidos).

¿Qué tratamiento hay que llevar a cabo?

En el caso de que la pérdida se dé naturalmente, no hay mucho qué hacer, más que reposo y controles para asegurarse de que el organismo ha expulsado el tejido por completo. A veces, cuando el embarazo anembrionario se prolonga durante semanas, se hace necesario un legrado.

¿Cuándo puedes volver a buscar un embarazo?

En principio depende de la capacidad para recuperarse psicológicamente de la pérdida. En este sentido ayuda pensar que no se ha perdido un bebé, ya que este nunca llegó a formarse. Si te toca pasar por esto has de saber que no tiene por qué volver a ocurrirte. De todas maneras es muy doloroso dejar atrás esos días o semanas de ilusión. Por otro lado, en cualquier caso de pérdida los médicos aconsejan por lo menos esperar un ciclo menstrual normal antes de volver a intentar un embarazo.