Qué es el embarazo de alto riesgo obstétrico o ARO » LetsFamily
embarazo

Qué es el embarazo de alto riesgo obstétrico o ARO

En esta clase de casos se lleva a cabo una consulta de alto riesgo obstétrico y perinatal, labor que hace el propio médico obstetra, quien será el encargado de  presentarle a la paciente una educación completamente personalizada y especializada, siempre de acuerdo con el problema de salud que tenga la mujer embarazada.

Factores de riesgo de un embarazo de alto riesgo

Es importante tener en cuenta que el riesgo obstétrico (ARO) está clasificado de varias formas, con categorías I, II y III, cada uno con sus propias características, las cuales vamos a enumerarte a continuación.

ARO I

En este caso se refiere a las condiciones que no tengan carácter de patología que pudieran llegar a modificar la evolución del embarazo como por ejemplo una talla menor a 1,40m, embarazo siendo adolescente o mayor de 35/40 años,  desplazamientos ambulatorios que conlleven un gran trayecto, trabajos físicos o psíquicos excesivos o multiparidad.

ARO II

En este caso, los embarazos de alto riesgo obstétrico de clase II, incluyen todas las patologías previas así como obesidad, diabetes mellitus, insuficiencia renal, lupus eritematoso sistémico, epilepsia e hipertensión arterial.

ARO III

En esta clase de embarazos se incluyen todas aquellas enfermedades que se pueden desarrollar durante el embarazo como eritroblastosis, preeclampsia, diabetes gestacional, etc. La mujer embarazada debe someterse a un control mensual si no existen indicios de riesgo y si los hubiera, sería el facultativo médico el que determinaría la frecuencia a la que la mujer debería someterse a revisiones.

El principal objetivo de esta clase de controles es la detección temprana de cualquier clase de cambio anómalo en lo que es la evolución del embarazo. En este caso, hay un variado número de enfermedades que forman parte del riesgo obstétrico

Entre ellas, se pueden destacar las siguientes:

  • Preeclampsia.
  • Eritoblastosis fetal.
  • Dismorfología fetal como polihidramnios.
  • Embarazo múltiple.
  • Cardiopatía en el embarazo.
  • Diabetes gestacional.
  • Algunas anomalías de inserción placentaria como pueden ser percretismo, incretismo o acretismo.
  • Incompetencia cervical.
  • Trombosis venosa profunda, tromboembolia y diferentes patologías vasculares.
  • Embarazo prolongado.
  • Síndrome antifofolipídico o síndromes autoinmunes.
  • Retardo del crecimiento intrauterino.
  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Amenazas de parto inmaduro y pretérmino.
  • Rotura prematura de las membranas pretérmino.
  • Sangrados durante la etapa de gestación.

Más información sobre los embarazos de alto riesgo → aquí