¿Qué es el síndrome del nido? » LetsFamily
sindrome del nido

¿Qué es el síndrome del nido?

Aunque puede sonar a documental de naturaleza, el conocido como “Síndrome del nido” nada tiene que ver con pájaros. Cuando hablamos de “Síndrome del nido” y embarazo nos estamos refiriendo a ese ímpetu y necesidad que tienen algunas mujeres en el tercer trimestre de embarazo de preparar la casa antes del nacimiento de su bebé. La habitación del pequeño, los armarios, la limpieza de las zonas comunes de la casa, la canastilla del bebé… para ellas todo tiene que estar a punto para recibir al pequeño.

¿Por qué el síndrome del nido aparece en esta etapa del embarazo?

Como hemos dicho, el “Síndrome del nido” suele aparecer poco antes del parto, en el tercer trimestre del embarazo, cuando los nervios por la llegada del bebé están a flor de piel. La responsable es la hormona oxitocina, que está preparando nuestro cuerpo para el nacimiento y la crianza del bebé. Se cree que hay cierta ventaja evolutiva en limpiar el entorno donde vivirá el recién nacido, ya que de esta forma se previenen enfermedades y otros riesgos. Gracias a la oxitocina, nos sentimos llenas de energía y euforia aun cuando venimos arrastrando el cansancio propio del tercer trimestre. Pero, además, tendemos a racionalizar el síndrome del nido ya que sabemos que cuando nazca el bebé habrá menos tiempo para hacer las tareas domésticas.

Gracias a la oxitocina, nos sentimos llenas de energía y euforia aun cuando venimos arrastrando el cansancio propio del tercer trimestre.

¿Cómo se manifiesta?

No todas las mujeres experimentan las mismas sensaciones. Mientras algunas se dedican a ordenar y limpiar casi obsesivamente su casa, otras prefieren redecorar, ambientar el cuarto del bebé o comprar cosas para la bolsa que llevarán a la maternidad. Otra conducta asociada al “Síndrome del nido” es cocinar grandes cantidades de alimentos para conservarlos congelados para después del parto.

Por cierto, estas son manifestaciones que resultan sumamente funcionales a la situación que toca vivir, por lo que el “Síndrome del nido” es, en principio, inofensivo y hasta útil.

¿Pueden padecerlo también los hombres?

Sí, de hecho, les ocurre a algunos futuros padres. En el caso de ellos es aún mejor, ya que el cuerpo no está cargando con el peso adicional del bebé y no necesitan descansar o tener los cuidados que sí deberías tener tú si estás embarazada y experimentas este síndrome.

Precauciones y consejos sobre el síndrome del nido

  • Limpiar, organizar y decorar tu casa está muy bien, siempre y cuando procures no fatigarte en exceso.
  • Necesitas el descanso y el sueño para que tu cuerpo llegue con energías al parto.
  • En esta etapa hay algunas tareas domésticas que no debería hacer una mujer embarazada. Si necesitas que esté todo en orden antes de que nazca el bebé, siempre puedes pedir ayuda a aquellas personas con las que tengas más confianza.
  • Procura tener cuidado con los productos de limpieza, ya que algunos químicos resultan peligrosos para tu bebé si son aspirados.
  • Cuando estés en plena vorágine de orden, recuerda que no deberías cargar peso, mover muebles ni subir y bajar escaleras. Cuida tu postura para prevenir lesiones y dolores de espalda.
  • Puede servirte de ayuda el marcar un horario y unas rutinas de limpieza, estableciendo que tareas puedes hacer tú y en cuáles deberías pedir ayuda. También es importante poner un límite en las horas que dediques a la limpieza y hacer caso a tu cuerpo cuando te indique que está cansado o necesita dormir.
  • Quizá haya llegado el momento de que, con ayuda, tires todos esos objetos inútiles que ya no sirven y que sólo acumulan suciedad. Cuando nazca el bebé agradecerás no tener que limpiar objetos y trastos viejos e inservibles.

Por lo demás, déjate llevar por el síndrome del nido, que es una manera práctica de prepararte para la llegada de tu bebé y de hacer que los largos días de la recta final del embarazo transcurran un poco más rápido.

Una canastilla gratis para tu bebé