¿Qué es un “babymoon”?

Comentar: (0)

Compartir:

Así como muchísimas parejas disfrutan de una romántica luna de miel (honeymoon en inglés) poco después de casarse, la industria del turismo utiliza el término babymoon para referirse a la novedosa tendencia de hacer un último viaje romántico en pareja antes de la llegada del bebé. Se trata de un viaje que puede ser más largo o más corto según el presupuesto lo permita, pero que está centrado en el placer y el disfrute.

¿De dónde salió esa palabreja?

El término parece un invento de las agencias de turismo, ¿verdad? Lo cierto es que la palabra babymoon fue acuñada hace ya más de 20 años por una antropóloga inglesa, que se refería en realidad a una escapada que pudieran hacer la madre y el padre con su bebé recién nacido para poder relajarse y conectar los tres.

Con los años, el término ha pasado a significar un viaje en pareja, sí o sí antes del nacimiento. Incluso se puede hablar de babymoon previo al embarazo, cuando la pareja ha decidido comenzar la búsqueda y realiza el que creen que será su último viaje a solas para cerrar con broche de oro esa etapa de su relación.

Motivos para apuntarte a un babymoon

Pues vamos, que a todos nos encanta viajar. Si tienes en cuenta que en pocos meses tú y tu pareja estaréis abocados a cambiar pañales, a despertar varias veces por la noche, a atender las constantes necesidades de un recién nacido y que por ello, tendréis mucho menos tiempo para cenas románticas y caminatas por la playa, la idea de viajar antes del parto suena aún más tentadora.

¿Cuál es el mejor momento para viajar?

Si tu embarazo no es de riesgo puedes viajar perfectamente casi en cualquier momento. Sin embargo, los doctores sugieren que la mejor época para viajar embarazada es el segundo trimestre de embarazo, entre las semanas 12 y la 28. Esto se debe a que ya ha pasado la etapa más riesgosa, y aún no has entrado en la recta final que se caracteriza por su incomodidad. Además, muchas aerolíneas piden un certificado médico para autorizarte volar después de las 28 semanas.

¿Deben las embarazadas tomar alguna precaución?

Si te sientes bien puedes hacer muchas actividades durante el viaje, desde caminatas, cenas románticas, paseos por lugares históricos, bañarte en una piscina o en el mar y practicar algunos deportes. Por supuesto que debes respetar las indicaciones del médico relativas a la alimentación en el embarazo, tomar nota del hospital más cercano y viajar con un buen seguro médico. Pero tomadas esas precauciones, no hay ningún motivo para privarte de disfrutar de esta última escapada romántica. ¡Las próximas vacaciones ya serán en familia!

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados