¿Qué es y para qué sirve el reposo pélvico?

Comentar: (0)

Compartir:

Embarazo: reposo pélvico

Es fácil comprender qué significa una indicación de reposo absoluto cuando estás embarazada (básicamente, no levantarte de tu cama). Sin embargo, en algunos casos el médico indica “reposo pélvico”. ¿Qué implica exactamente? ¿Qué actividades puedes continuar haciendo? ¿Y en qué casos se te puede indicar?

¿Qué implica exactamente el reposo pélvico?

En principio, esta indicación se refiere a que nada debe entrar en contacto con la vagina. Por supuesto la principal indicación es la que se refiere a la abstinencia sexual, pero también se incluyen las duchas vaginales, los tampones y hasta las revisiones ginecológicas (como el tacto que sirve para comprobar si hay alguna dilatación del cuello uterino en las últimas semanas del embarazo). Tampoco deberías darte baños de inmersión, ya que el agua puede conllevar ciertos riesgos de infección. Asimismo, deberías abstenerte de ciertos ejercicios que puedan estirar el suelo pélvico.

En el caso de las relaciones sexuales, el problema no radica únicamente en la penetración (como podría pensarse) sino que el solo hecho de tener un orgasmo puede provocar contracciones, por lo que ante una indicación médica de reposo pélvico lo mejor es abstenerse por completo de actividad sexual.

¿En qué casos se indica?

Se supone que el reposo pélvico sirve para evitar complicaciones del embarazo, anticipar el parto o desencadenar un nacimiento prematuro. Se lo suele indicar en casos muy específicos, como cuando se detecta placenta previa (el órgano se ha formado muy abajo, obturando parcial o totalmente el cuello uterino). Otros casos pueden ser una hernia o complicaciones del cuello del útero –un cuello demasiado corto o débil, en cuyos casos a veces ayuda el procedimiento conocido como “cerclaje uterino”.

¿Hay que mantenerlo durante todo el embarazo?

Depende de la situación puntual de cada embarazada. En la mayoría de los casos, el reposo pélvico se indica únicamente como precaución, y a veces no más que por unos días. En otros casos sí hay que mantenerlo por tiempo prolongado, a veces acompañado de reposo absoluto o relativo. De cualquier forma, si el médico lo indica es por tu bien y el de tu bebé, así que procura respetarlo durante todo el tiempo necesario.

¿Qué actividades sí puedo hacer?

El reposo pélvico, indicado en forma aislada, no es un reposo absoluto: puedes seguir con tu vida normal y tus actividades cotidianas, tales como trabajar, hacer algunas tareas domésticas, ejercitarte o dar un paseo, y lo único que debes tener en cuenta son las precauciones anteriormente mencionadas.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados