¿Qué posibilidades de éxito tiene el cerclaje uterino?

Comentar: (0)

Compartir:

El cérvix, o cuello del útero, cumple una función muy importante durante el embarazo. Debe mantenerse cerrado, sosteniendo el saco amniótico donde crece el bebé, y solamente ablandarse, acortarse e irse abriendo al acercarse el momento del parto. Sin embargo, en algunas mujeres se da lo que se conoce como incompetencia cervical: un cuello del útero demasiado débil que se abre varios meses antes de la fecha probable de parto, debido al peso del feto. Para ellas existe el procedimiento llamado cerclaje uterino.

¿Qué es un cerclaje?

El cerclaje uterino es una pequeña intervención quirúrgica en la cual se liga el cuello del útero con una cinta de material sintético que lo mantiene cerrado, evitando que se dilate antes de tiempo, produciendo un aborto espontáneo en el segundo trimestre de embarazo, o bien un nacimiento prematuro. La intervención se realiza con anestesia, ya bien epidural o completa.

¿Cuándo debe realizarse?

El cerclaje profiláctico se indica en determinados casos: mujeres que, ya sea por genética o bien por haber sufrido algún procedimiento anterior que debilitó el útero, tienen mayores posibilidades de padecer incompetencia cervical. También se recomienda cuando ha habido antecedentes de abortos espontáneos en esta etapa, o bien un parto prematuro previo.

Cuanto antes se realice el cerclaje, mayores son las posibilidades de éxito. En general el cerclaje se realiza entre las semanas 13 y 16, cuando ya ha pasado el peor riesgo de pérdida de embarazo que implica el primer trimestre. Entre el 80 y el 90% de las mujeres intervenidas en esta etapa logran dar a luz a término. Sin embargo, se puede realizar más adelante en casos en los que el médico detecte en la revisión un acortamiento del cuello del útero o una apertura que permite ver las membranas amnióticas antes de tiempo. Si bien las posibilidades de éxito disminuyen, de todos modos rondan el 70%.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Una vez realizado el cerclaje, la mujer permanece unas horas ingresada y después se le da el alta. En casa también deberá hacer varios días de reposo y estar atenta ante cualquier señal de parto prematuro que pueda surgir. En caso de cerclaje uterino se le indica a la pareja discontinuar las relaciones sexuales.

¿Se puede parir naturalmente después de realizado un cerclaje?

 Sí es posible, especialmente si el procedimiento se ha realizado de manera preventiva (en casos de cerclajes tardíos, de emergencia, por lo general el nacimiento se produce por cesárea). El médico debe retirar el cerclaje un mes antes de la fecha probable de parto para permitir que el cérvix ahora sí se dilate, y permita el nacimiento vaginal. Así que, si te toca pasar por un cerclaje, procura mantenerte optimista, ya que en la mayoría de los casos posibilita dar a luz a un bebé sano y a término.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
4

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados