Qué ropa utilizar durante la lactancia

Comentar: (0)

Compartir:

Qué ropa utilizar durante la lactancia

Cuando de dar el pecho a tu bebé se trata, lo mejor que puedes hacer es responder a demanda. Para ello, ¡mejor que no haya lacitos, botones, cremalleras ni incómodos elásticos de por medio! He aquí algunas recomendaciones de cómo vestirte cuando estés amamantando.

La comodidad ante todo

Lo más importante cuando estés dando el pecho es que te sientas cómoda. Si acabas de dar a luz y estás en tu casa recuperándote, no deberías preocuparte si lo que te apetece es pasarte el día en camisón. ¡Un motivo más para que estos primeros días no recibas demasiadas visitas, vamos! Cuando se produce la subida de la leche es normal que los pechos se sientan inflamados, los pezones se agrieten y que el roce con cualquier prenda te resulte molesto. En lo posible, al menos hasta que pasen estos primeros días, procura estar sin sostén.

Los camisones de lactancia

Los camisones y las camisetas de lactancia están diseñados de tal manera que se abren muy fácilmente por delante, con una sola mano basta. Los broches se desprenden sin que quedes expuesta más de lo justo y necesario. Además, están hechos con telas suaves para que no te irriten la piel, ni tampoco la de tu pequeño bebé, que pasará buena parte del día sobre tu pecho.

Prendas de lactancia

Llega un momento que debes volver a salir de casa, y entonces es conveniente que cuentes con algunas prendas especiales para facilitar la lactancia. Las tiendas venden como ropa de lactancia todas aquellas prendas que permiten abrirse por delante con facilidad para poder sacar el pecho sin necesidad de mucho despliegue: puede ser una camiseta con doble escote, un jersey con apertura halter, con cremallera o con un corte por debajo… Los diseños suelen ser sencillos, y es bueno que te hagas con uno o dos conjuntos que te sirvan en cualquier ocasión.

Elegir un buen sostén

Es importante invertir en sostenes de lactancia de buena calidad, porque los elásticos de los sostenes comunes terminan desgastados. Además, dar el pecho con un sostén que no sea de lactancia puede resultarte incómodo y hasta doloroso si el elástico marca tu piel. Por otro lado, seguramente debas adquirir sostenes una ¡o varias! tallas más grandes de lo habitual.

Si te preocupa manchar tu ropa, siempre puedes recurrir a los prácticos discos para lactancia, que se colocan dentro del sostén y que evitan los molestos goteos.

Otros trucos que sirven

Hay prendas que no son especiales para la lactancia pero pueden serte muy útiles, como por ejemplo, una camisa de manga larga que uses abierta por encima de una camiseta con breteles. Para las madres más reservadas, también se venden delantales de lactancia, que se colocan en el momento de dar el pecho en público. Si optas por la lactancia prolongada, seguramente llegue un momento en el que ya ni te fijes en qué llevas puesto.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies