Quedarse embarazada… estando embarazada: el extraño fenómeno de la superfetación » LetsFamily
embarazo

Quedarse embarazada… estando embarazada: el extraño fenómeno de la superfetación

Un bloqueo que no funciona

Habitualmente, cuando una mujer se queda embarazada, su organismo bloquea la orden de los ovarios de seguir madurando un óvulo por mes. En efecto, ninguna pareja que espera un hijo pensaría en utilizar un método anticonceptivo, ¿verdad? Sin embargo, en el reino animal hay varios casos de mamíferos que continúan siendo fértiles y que pueden dar a luz camadas de crías de diferente edad gestacional –y claro, también de diferentes padres. Es frecuente en los ratones, pero también se ha registrado en caballos, canguros y ovejas. Entre los seres humanos esto es algo completamente atípico, pero sin embargo, hay casos donde se ha comprobado que, tras concebir un bebé, el bloqueo falla, se expulsa un óvulo y este es fecundado con algunas semanas de diferencia con el primero.

Pero, ¿acaso no son mellizos?

No se considera que los bebés provenientes de una superfetación sean gemelos o mellizos. Para empezar, la edad gestacional de los mismos tiene por lo menos dos semanas de diferencia, cosa visible en las ecografías. Aún los mellizosque no comparten un saco ni una placenta sí han sido formados durante la misma ovulación, lo que ocurre es que en ese ciclo determinado el ovario expulsó dos óvulos en lugar de uno.

¿Cómo sigue ese embarazo?

En aquellos extraños casos donde se comprueba que un embarazo múltiple es producto de la extraña superfetación, la gestación prosigue como si se tratase de un embarazo gemelar, con una precaución adicional: se procura hacer que el embarazo se prolongue adaptándose a la edad gestacional del bebé más pequeño, para evitarle en lo posible problemas relacionados con su prematuridad. Es decir, la cesárea se programaría para cuando el mayor esté de 39 semanas y el pequeño, de 37.

Casos resonantes que fueron noticia

Aquí en Letsfamily hemos hablado hace un tiempo del caso de Jessica Allen una mujer estadounidense que se quedó embarazada por segunda vez cuando ya tenía implantado un embrión de terceros, en medio de una gestación subrogada. Hace un par de años se supo el caso de una australiana cuyas pequeñas hijas habían sido concebidas con dos semanas de diferencia. Claro que, al ser hijas de los mismos padres, las pequeñas crecen como cualquier par de mellizas y su curiosa concepción no deja de ser anecdótica.

Finalmente, ha habido casos resonantes de mellizos con diferente padre, aunque no todos son producto de la superfetación. Al respecto recordemos que los espermatozoides pueden sobrevivir varios días, así que una mujer que mantuviese relaciones con dos hombres en teoría podría gestar mellizos concebidos con sendos espermatozoides.

¿Habías escuchado hablar de la superfetación?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: