Náuseas en el embarazo - Remedios naturales para combatirla
embarazo
náuseas

Remedios para las náuseas del embarazo

Te despiertas con el estómago revuelto, te da asco ciertos olores como a perfumes, bollerías o cualquier otro aroma que antes te encantaban. Sí, las náuseas son uno de los síntomas de embarazo más molestos.  Se calcula que entre el 60 y 75 por cierto de las embarazadas tienen náuseas durante los meses de  gestación. La mayoría de las embarazadas pasarán por ese malestar entre la cuarta y la doceava semana, aunque hay quienes siguen experimentándolo pasado ese tiempo.

¿Qué las provoca?

A pesar de que los especialistas no se ponen de acuerdo a este respecto, todo parece apuntar a que la causa de este malestar es el ‘baile’ de hormonas que se produce en el cuerpo de la mujer cuando se queda embarazada. También se suele citar como desencadenantes las bajas de los niveles de azúcar en sangre o el cansancio.

Pese al adjetivo de ‘matutinas’, no se tienen por qué producir única y exclusivamente en las primeras horas del día. Muchas mujeres notan el malestar en otros momentos de la jornada, si bien es cierto que al despertar son más comunes.

¿Qué hacer ante las temidas náuseas?

La alimentación juega un papel muy importante en ello, por eso la clave está en la comida. Es posible atenuar esa sensación de malestar e incluso lograr que desaparezca con algunas tácticas como las que te contamos a continuación:

Galletas salada. Si en ayunas tomas unas galletas saladas o algo de pan y sigues en la cama unos minutos, las náuseas se reducirán.

El objetivo de este truco es elevar los niveles de azúcar en sangre para que las náuseas no hagan su aparición.

Comer poco muchas veces. Es otro de los remedios contra las náuseas: ingerir poca cantidad de comida pero muchas veces al día en lugar de darnos grandes banquetes solo tres veces diarias.

Infusiones de jengibre. Para muchas embarazadas es mano de santo. La razón es que el componente activo, el gingerol, parece tener el efecto de acabar con los vómitos.

Antes de tomar infusiones medicinales en tu embarazo, consulta siempre a tu médico.

Si no puedes con las bebidas, fruta. Algunas futuras mamas rechazan los líquidos durante la etapa inicial del embarazo precisamente porque les dan náuseas. Una alternativa son las frutas con alto contenido en agua o hacerte granizados de frutas.

Sin grasas ni especias. Ese tipo de comidas no suelen ayudar a acabar con las náuseas, más bien al contrario, así que cuanta menos grasa tenga tu comida y menos especiada esté, mejor.

Aperitivos a manos. Para que no lleguen a aparecer las náuseas lo mejor es que no se quede el estómago vacío mucho tiempo. Por eso conviene tener algo a mano para picar y no dejar que pasen más de tres horas sin llevarte nada a la boca.

Procura llevar en el bolso alguna tortita de maíz, un bocadillo, algo de fruta o unos frutos secos para no pasar más de dos horas seguidas sin comer.

Oler  limón. Durante el embarazo, nuestra percepción olfativa cambia. Igual que los perfumes muy pesados o los aromas fuertes pueden producir repugnancia, hay otros que alivian las náuseas. Es el caso del olor a limón y el de otros cítricos. Prueba a partir un limón a mitad para olerlo.

Relájate. El estrés y el cansancio aumentan la sensación de náuseas. Es importante que pares para descansar y procures dormir lo mejor posible.