Salud bucal | El cuidado en mamás y bebés » LetsFamily
salud bucal en la mama y el bebe

La salud bucal de la mamá y el bebé

 

Artículo escrito por: Almudena Martín, odontóloga en Clínica Arvila Magna

Salud bucal de la madre durante el embarazo

Problemas más frecuentes de salud bucal

  • aumento de progesterona y estrógenos.
  • Periodontitis
  • Caries (ácidos, dieta…)
  • La inflamación de las encías implica una activación del sistema inmunitario, mientras sangren las encías, las defensas están trabajando en exceso. Es importante resolver esta inflamación, para evitar que una gingivitis (totalmente reversible) degenere a una periodontitis. En la periodontitis tenemos una entrada de bacterias patógenas desde la placa dental del diente y una activación del sistema inmunitario de las mucosas de la boca que afectarán, a través de la circulación linfática, a todo el organismo.

 

Riesgos de una mala salud bucal en el embarazo

  • Las primeras bacterias que colonizan el feto son las que provienen de la boca de la madre
  • Un desequilibrio de la flora oral de la madre por gingivitis o periodontitis provocará un desequilibrio de las bacterias del líquido amniótico de la placenta y una colonización del feto de esas bacterias patógenas de la boca de la madre… ya antes del nacimiento.
  • Estas bacterias condicionan un riesgo de parto prematuro (antes de la semana 37) y niños de bajo peso al nacer.
  • Hay que resolver la inflamación-infección de las encías.

 

¿Qué tratamientos dentales puede hacer la embarazada?

  • Urgencias odontológicas: tomando las oportunas precauciones
  • Tratamientos periodontales básicos no quirúrgicos (2º trimestre)
  • Radiografías: intentar evitar, aunque se pueden realizar durante el embarazo siempre que sean necesarias para realizar un correcto diagnóstico. Proteger debidamente el abdomen y el cuello de la embarazada con delantal y collarín de plomo.
  • Limpieza bucal: totalmente seguros durante el embarazo y recomendable para prevenir la gingivitis
  • Fármacos: los anestésicos locales empleados en los tratamientos dentales son relativamente seguros si se utilizan de forma racional». Así, se recomienda la utilización de «lidocaína» y evitar, «en la medida de lo posible, los anestésicos con epinefrina«.

 

La Salud bucal del bebé

Desarrollo del bebé

El desarrollo craneo-facial del bebé se produce entre la 4ª y 8ª semana del embarazo y la Odontogésis (proceso embrionario mediante el cual se formarán los dientes) se inicia en la 6º semana con la formación de una lámina dentaria donde a partir de la 8ª semana se formarán los gérmenes dentarios deciduos. A partir de la 12º semana estos dientecitos de leche se empiezan a calcificar, por lo que la dieta (calcio, fósforo, vitamina C y D…) de la madre es imprescindible para que todo este proceso se realice correctamente.

En la semana 22º del embarazo comenzarán a formarse también los gérmenes de lo que en el futuro serán los dientes permanentes.

 

Desarrollo maxilares con la lactancia materna/artificial

 

 1º Estímulo de Crecimiento Mandibular → LACTANCIA MATERNA (AMAMANTACIÓN) 

La propulsión hacia adelante y hacia detrás de la mandíbula durante el tiempo que el bebé está mamando produce una estimulación de toda la musculatura mandibular y el cartílago condilar y provoca el crecimiento y desarrollo correcto del Aparato bucal.

Tiene un efecto positivo en la sincronización de las funciones del aparato bucal: succión, deglución, respiración, que se realizan a la vez previniendo hábitos parafuncionales como la respiración oral.

La lactancia materna de al menos o más de 6 meses previene en gran medida las posibles maloclusiones.

 

2º estímulo para el crecimiento mandibular: MASTICACIÓN, cuando salen dientes.

  • Dentición temporal: desde 6 meses a los 2-3 años
  • Dentición definitiva: desde los 6 – 18 años

Posibles signos asociados a la aparición de los dientes

  • Incremento del babeo
  • Irritaciones en la piel
  • Dolor en las encías
  • Irritabilidad extrema
  • Ganas de morder todo
  • Trastornos del sueño
  • Fiebre
  • Diarrea

Estos signos son muy variables y dependen de cada niño/a. A veces la erupción de los dientes es asintomática y otras puede causar uno o varios de los signos descritos anteriormente.

Una vez que comienzan a aparecer los dientes, el sistema digestivo del bebé está preparado para comenzar una alimentación complementaria y a medida que aprende a deglutir, se debe fomentar la masticación de los primeros alimentos sólidos para estimular el crecimiento armónico de los maxilares.

 

¿Cómo aliviar las molestias de la erupción dental?

  • Masajear suavemente las encías con el dedo
  • Juguete mordedor (mejor frío)
  • Colgante que el bebé pueda morder con seguridad
  • Remedios homeopáticos
  • Si las molestias no remiten y aparece fiebre, se recomienda consultar con el Pediatra por si considera que se necesita algún analgésico.

 

¿Cómo cuidar los dientes del bebé?

  • Primer año:

Suele tener unos 6-8 dientes (incisivos superiores e inferiores):

Se recomienda frotarlos con una gasa húmeda después de las comidas.

 Evitar que el niño se duerma con el biberón en la boca, porque los restos de los azúcares de la leche facilitan la aparición de caries. Pueden aparecer desde edades muy tempranas y son caries de evolución muy rápida que pueden provocar serios problemas en los dientes temporales.

Esto también ocurre con la lactancia materna, no sólo con el biberón. Por lo que es muy importante mantener limpios los dientecitos.

  • A partir del primer año:

Usar un cepillo de cerdas suaves especial para bebés, mojado bajo el grifo; sin pasta de dientes.

Crear un hábito cada noche. Existen cepillos adaptados para cada edad.

 

Almudena Martín de Clínica Arvila Magna, Barcelona – Odontóloga

Una canastilla gratis para tu bebé