Sensación de ahogo en el embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

Sensación de ahogo en el embarazo

¿Sientes que de repente te falta el aire? ¿Una sensación de opresión en el pecho te toma desprevenida? Aquí te contamos sobre este malestar tan frecuente en embarazadas, cómo actuar y cuándo deberías acudir al médico.

¿A qué se debe este síntoma?

La falta de aire, respiraciones cortas o disnea, es un síntoma de embarazo sumamente común, a tal punto que afecta a alrededor de la mitad de las embarazadas a partir del quinto mes. Tiene más de una causa: por un lado, el aumento de la hormona progesterona influye directamente en el centro respiratorio, lo que hace que necesitemos respirar con más frecuencia. Por otro lado, al ir creciendo el útero, la caja torácica se comprime y los pulmones tienen menos lugar para expandirse. De ahí esa sensación de que el aire que inhalas no te alcanza.

¿Es peligrosa la disnea?

En la gran mayoría de los casos, es un malestar muy molesto, pero que no representa un riesgo ni para ti ni para el bebé. Al tratarse de una carencia leve, esta no llega a repercutir en el nivel de oxígeno que le llega a la placenta ni a tus pulmones.

Es cierto que sí puedes sentirte fatigada, agitada o con poca energía, pero procura tomártelo con calma sabiendo que después del parto tu respiración se normalizará. ¡O incluso antes! Hay embarazadas que experimentan una mejora de la disnea en las últimas semanas del embarazo, cuando el bebé se encaja en la pelvis preparándose para el parto, dejando en consecuencia mayor espacio en la caja torácica.

¿Cómo es posible combatir la falta de aire?

En principio puedes beneficiarte mucho de los ejercicios de respiración que se enseñan en las clases de preparación para el parto. Estas técnicas también te servirán para soportar mejor el dolor de las contracciones llegado el momento. Otra recomendación es descansar lo suficiente, durmiendo 8 horas por la noche y en lo posible, haciendo aunque sea una siesta corta. Por cierto, al acostarte procura hacerlo siempre del lado izquierdo, para evitar que el peso del útero comprima la vena cava y aumente la sensación de ahogo.

Cuándo ir al médico

Si eres asmática, es posible que tus crisis se agudicen como consecuencia del embarazo. Asimismo, deberías acudir al médico si tienes gripe porque podría agravarse. Cualquier crisis respiratoria muy intensa o que te sobrevenga de repente amerita que acudas a urgencias, así como también debes pedir ayuda si la falta de aire está acompañada por otros síntomas, tales como palpitaciones, palidez repentina o labios azulados.

¿Has experimentado falta de aire en tu embarazo? ¿Cómo la sobrellevas?

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies