¿Será niño o niña? » LetsFamily
embarazo
Será niño o niña

¿Será niño o niña?

Para muchos padres es importante saber cuanto antes si esperan un niño o una niña. Los métodos tradicionales (la forma de la tripa, las náuseas o el estado de la piel) no tienen validez científica. La única manera de saberlo con seguridad es una prueba diagnóstica. Dependiendo del método que se utilice, tardaremos más o menos en descubrirlo.

Mediante una ecografía

Los ultrasonidos siguen siendo la técnica más empleada para descubrir el sexo del bebé. Son un sistema no invasivo que se utiliza para seguir la evolución del embarazo.  Si no hay complicaciones, en la Seguridad Social suelen hacerse tres a lo largo de la gestación.

A partir de la semana 11 puede empezar a distinguirse alguna diferencia entre ambos sexos, pero hasta la semana 13 hay un margen de error importante, por lo que los resultados conseguidos por ecografía no serán muy fiables.

En la semana 20 de embarazo los genitales del futuro bebé ya están formados, por eso es en la segunda ecografía, que suele hacerse entre la semana 22 y la 24, cuando normalmente se dice el sexo del bebé.

En algunas ocasiones, sin embargo, no se puede ver con claridad por la posición del bebé, porque la madre está obesa, por la calidad de la imagen obtenida o por otros motivos. Para que el pequeño se mueva en el momento de la prueba, los médicos suelen recomendar tomar algo dulce unos minutos antes, como un poco de chocolate o un zumo.

Amniocentesis y biopsia de corion

Son dos técnicas invasivas que se emplean para detectar posibles anomalías genéticas en el feto.  En la amniocentesis, se extrae una muestra de líquido amniótico para analizarlo. Tiene un riesgo de aborto del 5%, por lo que nunca se utiliza únicamente para saber el sexo del bebé si no está relacionado con una enfermedad. Suele hacerse entre las semanas 15 y 20 y predice el sexo del bebé con un 99% de aciertos.

La biopsia de corion, biopsia corial o análisis de las vellosidades coriónicas se realiza entre las semanas 10 y 14 de embarazo y su capacidad para detectar si estamos esperando un niño o una niña es también del 99%.  Conlleva un riesgo de aborto del 1%, y tampoco se usa jamás para satisfacer esta curiosidad.

Con un análisis de sangre

En la sangre de la madre se detectan fragmentos del ADN del feto desde la semana 7 de gestación. Los análisis que identifican el sexo del bebé detectan la presencia de cromosomas masculinos (Y), o no, a partir de la semana 8. Los resultados son fiables en un 98,8 por ciento de los casos cuando se trata de un niño y en un 94,8 por ciento si se trata de niñas.

La muestra de sangre que se toma es muy pequeña (basta con una gota de sangre del dedo, como cuando se mide el nivel de glucosa de los diabéticos), y permite detectar algunas alteraciones genéticas, como la hemofilia o el síndrome de Down. Estos análisis se realizan, salvo excepciones, en laboratorios privados.

Análisis de orina

Existe un test de orina casero que detecta si estamos esperando un niño o una niña ya en la semana 10 de gestación. Obtiene los resultados en 10 minutos y, según sus fabricantes, tiene un 80% de posibilidad de acierto.