¿Seré una buena madre? 5 preguntas que despejan dudas » LetsFamily

¿Seré una buena madre? 5 preguntas que despejan dudas

¿Seré capaz de hacerlo? El hecho de que te lo preguntes ya indica que lo serás. Preocuparse por saber si serás una buena madre es el mejor indicio de que no te estás tomando tu futuro rol a la ligera, y esa es la regla de oro de cualquier buen progenitor. ¿Te equivocarás de vez en cuando? Seguramente. Nadie es perfecto. La buena noticia es que no pasará nada. Aprenderás de tus errores, y probablemente la siguiente vez no meterás la pata. ¿Te has equivocado con la temperatura del agua de la bañera y el agua estaba demasiado fría? Tranquila, el bebé no se acordará. ¿Estabas hablando por teléfono en el salón y lo has encontrado en la cocina a punto de meterse solito en la lavadora? No te preocupes, para la próxima ya sabes que si hubiera un campeonato de gateo, tu hijo se llevaría la medalla de oro.

¿Te preocupa que tu situación económica pueda cambiar? Plantearse qué pasaría si llegara un despido o hubiera una bajada de sueldos en caso de que trabajes fuera de casa no es nada excepcional. Todos pensamos qué pasaría en esos casos, y preocuparte por ello es solo un indicador de que quieres lo mejor para tu hijo y te intranquiliza no poder dárselo. Todas las “buenas” madres se han hecho esta pregunta. Y la mayoría de ellas no nadan en cientos de miles de euros. Tu hijo necesita mucho cariño pero pocas cosas materiales.

¿Dudas hasta de qué nombre ponerle? Cuando piensas en la cantidad de cosas referentes a tu hijo sobre las que tienes que tomar una decisión es normal que te agobies un poco. Con el tiempo tendrás que decidir si lo llevarás o no a una guardería, a qué colegio irá, si lo apuntas a clases extraescolares de inglés o a algún deporte… Y si ni siquiera tienes claro qué nombre ponerle, puede que todo lo demás se te haga muy cuesta arriba. Sin embargo, eso también indica que serás una buena madre. La razón es que sabes que todas esas decisiones tienen repercusión en su vida, y no hay nada de malo en dedicarles algo de tiempo.

¿Has empezado a leer libros sobre la infancia aunque el bebé aún no ha nacido? Si lo has hecho significa que te interesa saber cómo se desarrollará, cuándo aprenderá a hacer cosas como hablar o andar, si puedes estimularlo de alguna forma… Todos queremos que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes, y buscar cierta orientación en los libros es señal de que tu hijo tiene una madre estupenda.

¿Te ilusionan cosas como decorar su habitación o comprar ropa? Si te has sorprendido a ti misma con una sonrisa en la cara mientras mirabas un escaparate de ropa para el bebé o te has emocionado eligiendo su cuna no hay nada de qué avergonzarse. Al contrario: la ilusión es importante y ayuda a involucrarse en la tarea que tienes por delante. Enhorabuena porque serás una gran mamá.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Una canastilla gratis para tu bebé