Sexto mes de embarazo: cada vez más fuerte » LetsFamily
sexto mes de embarazo

Sexto mes de embarazo: cada vez más fuerte

Hacia la semana 23, tu bebé pesa unos 400 gramos. Su sentido del oído está desarrollado y también puede percibir luces y sombras, si bien a sus ojos les llevará mucho tiempo terminar de formarse. De hecho, el iris de tu bebé aún no tiene color. Cada vez está más activo: puede bostezar, beber líquido amniótico, sonreír… es importante que controles la frecuencia de sus movimientos, que a esta altura sentirás a diario. En la semana 26 su peso será de entre 700 y 900 gramos. Pero además de más grande, también está cada día más fuerte, al punto que si naciera este mes, con muchos cuidados podría sobrevivir.

Estudios médicos para recordar

Durante el sexto mes puede que se realice una ecografía para evaluar la posición del bebé por nacer. No te asustes si aún está de nalgas, pues todavía tiene tiempo para acomodarse. De hecho, por este motivo se suele esperar un poco más para la última ecografía, aunque el sexto mes es un buen momento para una ecografía 4D si quieres conocer el rostro del bebé, ya que su aspecto es mucho más humano y similar al de un recién nacido.

Por otro lado, un estudio que no debes dejar de hacer es la prueba de la glucosa, que sirve para detectar una posible diabetes gestacional. Se te hará una extracción de sangre en ayunas, después beberás un líquido con alto contenido en glucosa y transcurrido un tiempo, se hará una nueva extracción, para comprobar si tu cuerpo ha podido metabolizarla adecuadamente. Es importante este control puesto que la diabetes gestacional afecta a casi una de cada 10 embarazadas, y es necesario tratarla con dieta y medicamentos para evitar que afecte a tu bebé.

Síntomas del sexto mes de embarazo

Tu útero está cada vez más grande y ha ido comprimiendo tus órganos dentro de la caja torácica. Es posible que por momentos sientas que te quedas sin aire, incluso que te cueste respirar cuando estás acostada. Evita dormir boca arriba, procura tenderte de lado, preferentemente del costado izquierdo para no comprimir la vena cava. Otro posible síntoma es mayor acidez y reflujo: si te ocurre a ti, procura ingerir porciones más pequeñas de alimentos, repartidas en más comidas al día. Durante este trimestre deberías seguir aumentando constantemente de peso, aproximadamente un kilo por mes.

Recuerda cuidar tu piel, no solamente para prevenir las estrías, sino también para evitar que la exposición al sol genere manchas debido al aumento de los estrógenos.