Mal sabor de boca, ¿a qué se debe? » Síntomas de embarazo
embarazo
mal-sabor-de-boca

Síntomas de embarazo: mal sabor de boca

Aunque para quienes nunca lo experimentamos pueda sonar extraño, para muchas embarazadas es normal sentir un curioso sabor en la boca, que se suele describir como amargo o metálico. Aquí te explicaremos que causa este síntoma, si hay algún motivo para preocuparse y cómo se lo puede contrarrestar.

¿Cuándo suele aparecer este síntoma?

El mal sabor en la boca, conocido en el ámbito médico como disgeusia, suele ser uno de los primeros síntomas del embarazo: de hecho, para algunas mujeres es un indicativo de su estado incluso antes de realizarse el primer test de embarazo. Aparece con frecuencia en la misma época que las náuseas, y al igual que estas, suele remitir por sí solo después de transcurridas unas 12 o 14 semanas de gestación. Sin embargo, en algunos casos puede prolongarse, en especial si se espera más de un bebé.

¿A qué se debe?

El mal sabor de boca suele aparecer acompañado de una mayor sensibilidad en el sentido del olfato, y no tiene una única causa sino varias: en principio, los cambios hormonales propios del estado, pero también el aumento de la sensibilidad de las papilas gustativas, la dificultad para digerir determinados alimentos o bebidas (como el café), la acidez y el reflujo estomacal, algunos medicamentos y suplementos vitamínicos, etc. Suele estar relacionado con las náuseas, en el sentido de que las embarazadas que las padecen son más propensas a sufrir de disgeusia.

Los doctores acuerdan en que, pese a que se trata de un síntoma incómodo y molesto, no revierte de gravedad, siempre y cuando no nos impida llevar una dieta equilibrada.

¿Cómo se lo puede tratar?

En principio, conviene evitar los alimentos que nos resultan de difícil digestión o que nos provocan náuseas. Por otro lado, es recomendable cepillarse con frecuencia los dientes con pasta dentífrica de menta para contrarrestar el mal sabor. Es importante beber suficiente agua al día –por lo menos dos litros- para limpiar la boca y renovar la producción de saliva. A algunas mujeres también las ayuda mascar chicle.

Otros remedios caseros incluyen hacerse frecuentes enjuagues bucales con agua tibia y un cuarto de cucharada de bicarbonato de sodio, o bien beber agua con jugo de limón, o infusiones de jengibre (remedio también recomendado para aliviar las náuseas).

Lo más probable es que este síntoma vaya desapareciendo progresivamente conforme el embarazo avanza y los desequilibrios hormonales del primer trimestre se van acomodando. Sin embargo, nunca está de más que lo comentes con tu médico durante el control de rutina.