Síntomas de embarazo: me cambiaron el gusto y el olfato » LetsFamily
embarazo

Síntomas de embarazo: me cambiaron el gusto y el olfato

¿Cuándo se manifiesta?

Dos de cada tres embarazadas dicen experimentar una sensibilidad mayor en su sentido del olfato, en especial hacia aromas desagradables. Esto, que se conoce como hiperosmia, suele ocurrir durante el primer trimestre, de hecho, para algunas mujeres es una de las primeras señales de su estado aún antes de que el test de embarazo confirme que hay un bebé en camino. A veces el síntoma mejora, y otras persiste a lo largo de todo el embarazo.

¿Por qué ocurren estos cambios?

La hipersensibilidad del gusto y el olfato tiene relación con el incremento de estrógenos y progesterona (por eso se experimenta tan temprano, cuando el desequilibrio hormonal es mayor hasta que el cuerpo se adapta al nuevo estado). Se cree que el hecho de percibir más fuertes los olores –o de encontrarlos más desagradables– es una defensa del organismo hacia sustancias que podrían resultar nocivas para el bebé. En efecto, muchas mujeres encuentran intolerable el olor a cigarrillo, a alcohol o a café, así como a ciertos componentes químicos de los productos de limpieza. Lo mejor es hacerle caso al cuerpo, y evitar el contacto y la cercanía con estas sustancias.

¿Y qué ocurre con el gusto?

Las alteraciones tanto en el olfato como en el gusto están relacionadas con otros síntomas de embarazo muy frecuentes, que son las náuseas y los vómitos. Así como determinados alimentos se nos antojan, el olor o el sabor de ciertas comidas nos producen rechazo y aversión. Si la ingestión de determinado alimento estuvo seguida por un acceso de náuseas, lo más probable es que durante un tiempo continuemos rechazándolo.

En todo caso, lo que es importante recordar es que es necesario llevar una dieta balanceada y equilibrada, así como ingerir las calorías necesarias para sostener nuestro organismo y la demanda creciente del bebé en camino.

Otros casos de alteraciones

No todas las embarazadas manifiestan un incremento del sentido del olfato. A algunas mujeres les ocurre al revés, que lo pierden o les disminuye mucho (lo que se conoce como anosmia). Esto está relacionado con otro síntoma de embarazo bastante frecuente que es un aumento en la congestión nasal (rinitis del embarazo). Y hasta un 14% de las embarazadas afirma sentir en alguna ocasión determinados “olores fantasma”, una sensación repentina y desagradable que solamente ellas llegan a percibir.

De cualquier manera, como ocurre con otros síntomas, debes estar tranquila de que la situación se suele normalizar por sí sola después del parto.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: