Pérdida de memoria durante el embarazo » LetsFamily
Pérdida de memoria durante el embarazo

Pérdida de memoria durante el embarazo

La pérdida de memoria durante el embarazo a corto plazo, especialmente todo lo relacionado con la memoria espacial, suele aparecer en hasta 4 de cada 5 embarazadas. Esto ocurre en particular en la segunda mitad del embarazo, y tiene distintas explicaciones. Por lo pronto, no debes alarmarte si no recuerdas dónde dejaste tu teléfono móvil, te olvidas de pagar la cuenta de la luz o de felicitar a tu suegro el día de su cumpleaños.

¿Por qué ocurren estas pérdidas de memoria?

En principio, hay estudios que demuestran que el cerebro de las mujeres embarazadas se ve afectado durante la gestación, producto de las hormonas. Pero no todo son malas noticias. Por lo pronto, es una condición transitoria. Pero además, si bien se pueden experimentar algunas dificultades de concentración o pérdidas de memoria a corto plazo, también las mujeres embarazadas se vuelven más alertas y atentas en todo lo relacionado con su estado y con el bebé por venir. Vamos, que todo lo demás pasa a segundo plano.

Otra causa de la falta de memoria es la disminución de la calidad del sueño, ya que conforme se acerca el final del embarazo, cuesta más encontrar una posición cómoda para dormir, son frecuentes los despertares nocturnos y se descansa mucho menos.

¿Qué se puede hacer para mejorar la memoria?

En principio, hay que relajarse puesto que lo que nos pasa es normal. Para no tener problemas con la falta de memoria, lo mejor es recurrir a las agendas y los recordatorios para todo lo importante: cuentas a pagar, citas médicas, fechas que queremos recordar, reuniones de trabajo, etc. Y procura guardar objetos importantes como llaves, teléfono móvil u ordenador portátil siempre en el mismo lugar.

También puedes postergar los compromisos que no sean urgentes para después del parto (piensa que tres meses después del nacimiento de tu bebé ya habrás vuelto a recuperar tus facultades). Otra recomendación es recurrir a tu pareja, amigos, familiares o compañeros de trabajo para que te recuerden las cosas. Finalmente, procura alimentarte bien, no sufrir descensos de azúcar en sangre ni tener carencias de ningún mineral. Un suplemento vitamínico puede serte de ayuda también con la pérdida de memoria.