Palpitaciones y taquicardias en el embarazo - Sintomás del embarazo

Síntomas de embarazo: taquicardia y palpitaciones

Cuando estamos embarazadas, aumenta el volumen de sangre que hay en nuestro organismo, ya que es necesaria una mayor circulación para llevar nutrientes y oxígeno al bebé. Y debido a que durante el embarazo nuestro corazón necesita bombear más sangre, es normal experimentar episodios de palpitaciones y  taquicardia en el embarazo.

Puede que sientas que el corazón se te acelera, que late más rápido de lo normal, o que las palpitaciones se extienden por todo el pecho.

A veces la taquicardia va acompañada de la falta de aire, sobre todo después de realizar algún esfuerzo.

 

Otras embarazadas experimentan mareos, fatiga y hasta desmayos por las mismas causas, es decir, el aumento del volumen sanguíneo y el esfuerzo adicional que debe realizar el corazón.

¿Cuáles son las causas?

Hay ciertos motivos por los cuales es normal sentir que el corazón late más deprisa, como los cambios hormonales del primer trimestre, o la mayor compresión de la caja torácica que se produce a medida que el útero crece y va dejando menos sitio para el corazón y los pulmones.

También el estrés y las preocupaciones pueden producir episodios de taquicardia, por lo que es fundamental que procures la mayor tranquilidad posible.

Atención, que la taquicardia y las palpitaciones también pueden deberse a ciertas enfermedades respiratorias, como el asma o una infección, o ser indicadores de otras condiciones más severas. Por eso, si los episodios de taquicardia son muy intensos o frecuentes, no dudes en acudir al médico.

¿Qué hago si tengo palpitaciones?

En principio procura mantener la calma, lo más probable es que sea solo un síntoma normal propio de tu estado, y preocuparte solo conseguirá intensificarlo.

Recuéstate, respira profundo y haz lo posible por relajarte. Puede servirte beber un largo trago de agua, o inhalar, retener el aire unos segundos, y después soltarlo lentamente por la nariz. También puedes mojarte el rostro y las manos con agua fría, ya que las bajas temperaturas ayudan a disminuir el ritmo del corazón casi automáticamente.

Cómo prevenir la taquicardia

Para evitar la taquicardia en el embarazo se aconseja:

  • practicar ejercicios de meditación y yoga, que ayudan a calmar el cuerpo y la mente.
  • Mantener un control del aumento de peso para no subir más de la cuenta.
  • Realizar una rutina de ejercicio moderado.
  • No fumar ni consumir cafeína
  •  descansar lo suficiente durmiendo de lado son también buenas recomendaciones que las embarazadas deberían seguir.

Si te toca experimentar estos molestos episodios, recuerda que la taquicardia y las palpitaciones son recordatorios de la naturaleza para que lleves una vida más tranquila durante tus nueve meses de embarazo.

 

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!