Incremento del vello corporal durante el embarazo » LetsFamily
Vello en el embarazo

Incremento del vello corporal durante el embarazo

¿Por qué me crece más vello durante el embarazo?

Esto se debe a un aumento en la producción de la hormona progesterona. Por el mismo motivo que tu cabello se ve bellísimo, abundante, saludable y brillante, tu vello corporal se ve… bueno, digamos que abundante también. Puede aparecer vello en lugares usuales, como las axilas o en el pubis, pero también en el abdomen (sobre todo en la línea negra que va del pubis al ombligo), en los senos o en el rostro. También algunas de las vitaminas prenatales que consumes pueden ocasionarte un aumento del vello corporal y facial.

Hay pocas embarazadas –afortunadas ellas- que experimentan el síntoma contrario: se debilita el crecimiento del vello corporal y casi no precisan depilarse.

¿Puedo depilarme durante el embarazo?

Hay métodos seguros de depilación, como la cera fría, la maquinilla de afeitar o la pinza de depilar, que puedes utilizar sin inconvenientes estando embarazada. En cambio, no se aconseja el uso de la cera caliente o de métodos como el láser o la luz pulsada. No es que vayan a dañar a tu bebé. Pero debido a las mismas hormonas que aceleran el crecimiento del vello, la piel en el embarazo es propensa a mancharse. De la misma manera, los tirones de la cera en la piel ya de por sí tirante del abdomen pueden favorecer la aparición de estrías.

¿Se pueden decolorar los vellos faciales o corporales?

No se recomienda el uso de productos químicos, tales como los decolorantes o las cremas depilatorias. Si bien es mínima la cantidad que se absorbe a través de la piel, algunos componentes de estos productos sí podrían llegarle a tu bebé. Es por este mismo motivo que se suele aconsejar evitar teñirse el cabello durante el embarazo.

¿Cuándo volveré a la normalidad?

Como ocurre con tantos otros síntomas de embarazo que se atribuyen a las hormonas, es cuestión de dar a luz para que el organismo empiece a reacomodarse. Después del parto sí podrás volver a depilarte con normalidad. Y el crecimiento del vello corporal se irá restableciendo a tus niveles anteriores con el paso de las semanas, para llegar a la normalidad en aproximadamente 6 meses después de que nazca tu bebé.