¡Voy al baño a cada rato! » LetsFamily
embarazo
orinar mucho

¡Voy al baño a cada rato!

Las ganas de orinar mucho aparecen en las primeras etapas del embarazo, a veces incluso antes de que sepas que te has quedado embarazada. De hecho, este clásico síntoma de embarazo es el que a veces pone a las futuras mamás sobre la pista de que viene un bebé en camino, antes de que el test de embarazo dé un resultado positivo. Y, a diferencia de lo que ocurre con las náuseas o los mareos, estas ganas de ir al baño a cada rato no desaparecen, sino que se incrementan conforme aumenta el volumen de tu útero. ¡Paciencia!

¿Por qué tengo tanta necesidad de ir al baño?

Al comienzo de tu embarazo, esto se debe al aumento del volumen de sangre y a que los riñones deben trabajar más para eliminar los desechos. Tu cuerpo se vuelve una eficiente maquinaria que debe sustentar no una vida, sino dos. Por otro lado, a medida que avanza el embarazo, el útero va desplazando los órganos y la vejiga se comprime, con lo que seguirás experimentando ganas de orinar con mucha frecuencia hasta poco después de que nazca tu bebé.

Cuando no llegas al baño

Algunas embarazadas experimentan un síntoma aún más incómodo: la incontinencia urinaria. Esto ocurre principalmente en el tercer trimestre y tiene que ver con la distensión de los músculos del suelo pélvico. También se puede sufrir en el postparto. Además de protegerse de las pérdidas utilizando compresas, se recomienda realizar ejercicios Kegel y no esperar a tener la vejiga llena para acudir al lavabo.

Algunos consejos para sentirse mejor

Si te sientes muy incómoda por tener que ir al baño con frecuencia, prueba abandonar las bebidas con cafeína y teína, pero de ninguna manera debes beber menos líquido. Debes mantenerte bien hidratada por tu bienestar y el de tu bebé. Si te despierta por la noche la necesidad de orinar, procura beber más líquido durante el día y menos al anochecer. Y en el momento en que estés en el lavabo, inclínate bien hacia delante para permitirle a tu vejiga que se vacíe por completo.

Cuándo consultar al médico

Si además de orinar mucho  experimentas dolor o ardor, si la orina sale oscura, o si sientes muchos deseos de orinar pero apenas consigues hacer unas gotas, debes acudir al médico pues posiblemente hayas contraído una infección urinaria (cosa por lo demás frecuente en el embarazo). En ese caso, es necesario tratarla con antibióticos, ya que si empeora es un factor de riesgo de parto prematuro.