Sujetadores de lactancia ¿Cuál escoger? » LetsFamily
embarazo

Sujetadores de lactancia ¿Cuál escoger?

Esto permite dejar el pecho al descubierto para poder amamantar al bebé sin tener la necesidad de que la mujer se quite el sujetador. De esta forma se facilita la lactancia en cualquier lugar de una forma más cómoda, tanto para la madre como para el bebé.

Tips para escoger sujetadores de lactancia

Aunque hay muchos modelos diferentes en el mercado, debemos fijarnos en determinados aspectos para elegir el que mejor se adapte a nosotras en todos los sentidos. Lo primordial es que encontremos uno que sea cómodo y 100% funcional, que proporcione el mejor soporte el mejor acceso al pecho para el bebé.

El tejido del sujetador debe ser tan transpirable como se pueda y lo más ligeros posibles. Si puede ser de algodón o de un tejido muy suave también será mucho mejor. Esto se debe a que durante la lactancia, el pezón está mucho más sensible y los roces pueden molestar bastante.

Los más útiles son aquellos que se desabrochan por delante o tienen copas desmontables o con apertura para no tener que quitárnoslo cada vez que queramos amamantar al bebé. Hoy en día casi todos los sujetadores de lactancia  son así, por lo que no habrá problema en encontrar aquellos que mejor se adapten a lo que necesitemos.

Es muy importante descartar los sujetadores que tengan aros, porque pueden presionar mucho y acabar dañando el pecho, sobre todo durante la lactancia. Los aros pueden llegar a ejercer mucha presión en el pecho con los cambios de tamaño e incluso pueden provocar obstrucciones de conductos o incluso mastitis.

En este caso se recomiendan los sujetadores de lactancia que cuenten con amplias tiras de soporte. Solamente se aconseja el uso de sujetadores con aros cuando se tiene el pecho muy grande y la lactancia ya esté completamente establecida.

Ya sabemos que durante la lactancia se alcanzan diferentes medidas, las cuales varían de una mujer a otra. A pesar de que son muchos factores los que influyen como la talla anterior, el peso que se ha adquirido, las hormonas, etc.

Normalmente la talla será una más de contorno y una o dos de copa que la que se tenía antes del embarazo. Un consejo, lo mejor es medirse en el último mes del embarazo porque la talla será la misma que la que se tenga durante la lactancia.

Se recomienda comprar al menos dos o tres sujetadores de lactancia para poder tener uno siempre listo para usar mientras el resto está lavando. Para finalizar, si no estamos seguras de la compra, lo mejor es pedir asesoramiento al dependiente.

Puede que también te interesen los siguientes artículo: