Técnicas de respiración para el parto » LetsFamily
embarazo
tecnicas respiracion parto
tecnicas respiracion parto

Técnicas de respiración para el parto

Una respiración correcta te puede facilitar mucho el trabajo de parto y aportar bienestar al feto y a ti misma. Por eso es importante tratar este tema antes del parto.

Lo primero en lo que piensa la mayoría de las personas al escuchar la palabra curso de preparación al parto es en un grupo de embarazadas simulando un parto y resoplando o jadeando a la vez.

Si no has podido asistir al curso cuando se explicaron estas técnicas, tampoco las habrás practicado a lo largo del embarazo, algo que se hace dentro y fuera de la clase de preparación, por lo tanto en el momento del parto, es difícil concentrar en unas explicaciones el conocimiento y entrenamiento de meses, sin embargo, la matrona que te asista en el parto, intentará enseñarte unas respiraciones básicas.

Podríamos reducir a los dos tipos de respiraciones: las de nariz y las de boca:

Al principio del proceso de parto las contracciones apenas percibidas como endurecimiento de la tripa, no requieren de ninguna respiración porque prácticamente son indoloras, pero a medida que van aumentando, es el momento de poner en juego las respiraciones a fin de no comprometer el intercambio de oxígeno del feto y de que la madre soporte mejor el dolor sin oponer resistencia a la contracción para que pueda ser eficaz la función dilatadora de la misma.

Para cada contracción se utilizarán dos tipos de respiraciones: al principio cuando se siente que llega, pero aún no se tiene dolor, procede hacer una inspiración profunda (sin ser excesiva para evitar mareo) y una espiración lenta, a partir de este momento en que el dolor se percibe gradualmente hay que realizar respiraciones rápidas o bien por la nariz (respiraciones cortas expulsando el aire en golpes secos desde la nariz) o la boca (como si inflaras un globo poquito a poco); pasado el momento de dolor, hacer nuevamente una inspiración profunda y una espiración lenta.

Empieza a practicar la respiración

  • Coloca tus manos sobre el abdomen y respira profundamente por la nariz (o la boca),
  • Aguanta la respiración durante un momento.
  • Respira el aire lentamente por la boca, a la vez que sueltas todos tus músculos.

Cuanto mejor se hagan las respiraciones, en mejores condiciones estará el feto, la mujer estará más relajada y las contracciones serán más eficaces. Es importante practicar los ejercicios respiratorios durante el embarazo con frecuencia para adquirir rapidez y seguridad y poder aplicarlos durante el parto con éxito