Tipos de lactancia » LetsFamily
Tipologia de lactancia

Tipos de lactancia

Las ventajas de la lactancia materna va más allá del aspecto nutricional y de la protección natural contra las infecciones. Amamantar crea un vínculo muy estrecho entre la madre y el bebé, que favorece el desarrollo psicológico del pequeño, ya que se encuentra más seguro y relajado al sentir el contacto directo con su progenitora.

Tipos de Lactancia

En líneas generales, se pueden distinguir cuatro tipos de lactancia:

Lactancia exclusiva

La lactancia exclusiva, que, como su propio nombre indica, consiste en alimentar al bebé sólo con la leche de la madre.La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja a las madres que amamanten a sus hijos en exclusiva con su leche hasta que éstos cumplan seis meses. Luego, ya se pueden introducir otro tipo de alimentos en su dieta. Tanto este organismo como Unicef subrayan la importancia de que la lactancia comience durante la primera hora de vida del niño. De esta manera, es más fácil que esta actividad se desarrolle sin complicaciones. Ambas instituciones también recomiendan que el lactante sólo tome leche materna durante el primer semestre, que la alimentación se realice cada vez que lo demande el bebé y que no se recurra al uso de tetinas, chupetes y biberones.

Lactancia Predominante

La lactancia predominante es aquella que se combina con pequeñas dosis de leche de fórmula. Durante la lactancia predominante, los pequeños pueden ingerir, además de zumos y agua, otros tipos de soluciones de rehidratación oral.

Lactancia Complementaria

Incluye la leche materna y papillas y alimentos semisólidos. En la lactancia complementaria, deben introducirse alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que, además, sean fáciles de masticar y digerir.

Lactancia Parcial

Cuando los pequeños tienen pocos meses de vida y no se alimentan exclusivamente de leche materna, suelen ingerir leche de fórmula. A medida que crecen, pueden incorporar otros alimentos a su dieta.

Los especialistas recomiendan prolongar la lactancia durante todo el tiempo que sea posible. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja amamantar al niño sólo con leche materna hasta que cumpla seis meses, para que su desarrollo sea el más satisfactorio posible. Asimismo, el organismo internacional insiste en la necesidad de iniciar la lactancia durante la primera hora de vida del bebé, dejarle mamar cuando desee y no utilizar tetinas ni biberones.

Complementos de la dieta

Cuando el niño llegue al medio año de edad, la OMS aconseja empezar a incluir en su dieta alimentos de otra clase para que se habitúe a ellos. La curiosidad por coger comida y llevársela a la boca es una señal inequívoca de que el pequeño ya puede iniciar este tipo de alimentación.

Según esta organización, los menores deben comenzar a tomar otros alimentos cuando tengan entre seis y ocho meses. La frecuencia recomendada, al principio, es tres veces al día. Luego, entre los nueve y los 24 meses, puede extenderse hasta las cuatro ocasiones diarias.